http://www.fides.org

America

2004-03-16

AMERICA/HAITI - Dialogo, tolerancia, verdad, respeto, perdón y reconciliación son valores necesarios para reconstruir el país, así como el respeto de las instituciones: mensaje de los Obispos de Haití

Puerto Príncipe (Agencia Fides) - Los Obispos de Haití preocupados por la situación de pobreza y de inseguridad que, a pesar del despliegue de fuerzas extranjeras, provoca violencia, venganzas, odio, que como una pesadilla se ha abatido y continúa abatiéndose sobre el pueblo haitiano, han publicado un Mensaje titulado “A todos nuestros hermanos y hermanas en Haití o en el extranjero y a todas las personas de buena voluntad”.
El Mensaje es una apenado llamamiento a no desanimarse y no caer en la desesperación, antes bien
reaccionar para construir con actitud razonable un futuro mejo. Los Obispos piden con fuerza
“el restablecimiento del orden, la seguridad en las calles y dentro de las casas, la reducción de los
precios de los productos de primera necesidad, el transporte sin riesgo de la ayuda humanitaria, la
recuperación de las actividades, la reapertura de las escuelas y universidades, la búsqueda de la
unidad a pesar de las divergencias, la conjugación de los esfuerzos para reconciliar y pacificar a la
nación, con el fin de encaminar a Haití por el sendero de la paz y la prosperidad”.
Los Obispos afirman sin embargo que la construcción del país con el que todos sueñan, exige que cada uno aporte su grano de arena y se comprometa sobre todo a abandonar las armas, evitar cualquier expresión que pueda incitar al odio, la violencia, la venganza etc... “Para reconstruir nuestro país, debemos volver a los valores del diálogo y de la tolerancia, la verdad y la justicia, del perdón y de la reconciliación, como al respeto de nuestras instituciones”.
Las instituciones deben ponerse al servicio de la población y no al servicio del individuo o de un
grupo. Aquellos que sean elegidos por el pueblo deben respetar la Constitución y las leyes de la
República. Los administradores de los asuntos públicos deben probar su honestidad y conciencia
profesional. Todos “debemos asumir en la verdad nuestra responsabilidad” afirman los Obispos.
El menaje concluye con un fuerte llamamiento a dirigirse hacia el fututo con decisión, evitando el
repetir los errores del pasado: “El tiempo de Cuaresma - tiempo de reflexión de revisión de vida,
de oración y de conversión, nos invita a todos a hacia una verdadera renovación: "No cerremos hoy
en día nuestro corazón, sino escuchemos la voz del Señor". (RZ) (Agencia Fides 16/3/2004
Líneas:30 palabras: 407)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network