http://www.fides.org

Africa

2004-03-16

AFRICA/REPUBLICA CENTROAFRICANA - “A un año del cambio de régimen, la situación social y económica es todavía muy incierta” dice el Obispo Auxiliar de Bangui, Mons. Mathos

Bangui (Agencia Fides) - A un año de la caída del ex Presidente Ange-Felix Patassé, y de la toma de poder del actual Presidente François Bozizé, la República Centroafricana no ha encontrado todavía la estabilidad. “El país está en huelga. Están en huelga los dependientes públicos, los médicos, enfermeras, los maestros, y como consecuencia algunos alumnos no van a la escuela” dice a la Agencia Fides Mons. Eduard Mathos, Obispo Auxiliar de Bangui, capital de Centroáfrica. La dificultad de pagar los salarios de los dependientes públicos es un antiguo problema de Centroáfrica, que en el pasado provocó también revueltas militares.
“Respecto a hace un año, se advierte un clima más distendido y una mayor libertad. Se ha constituido un gobierno de unidad nacional y los partidos pueden expresar su desacuerdo, como sucedió ayer, en que no participó ningún partido político en la parada militar para celebrar el cambio de régimen, en señal de protesta contra la política del Presidente” afirma Mons. Mathos. “Desgraciadamente a un año del cambio de régimen, la situación social y económica continua siendo precaria. En los hospitales faltan las medicinas, sobre todo en las estructuras rurales. Tan solo gracias a una organización de la Iglesia católica, la Asociación Médica Centroafricana, los fármacos donados por la Unión Europea y por otras organizaciones internacionales, pueden ser distribuidos en los hospitales” dice Mons. Mathos.
“Otra gran desafío que debe afrontar el país es el de aumentar las condiciones de seguridad dentro del territorio. En la capital se nota un refuerzo de los servicios de policía y de hecho, con respecto a hace un año, hay más seguridad. Desgraciadamente no se puede decir lo mismo del resto del país y sobre todo en las zonas rurales, donde abundan bandas armadas que hacen muy difíciles los traslados por las carreteras” afirma el Obispo Auxiliar de Bangui.
A pesar de la falta de garantías de seguridad, los misioneros han comenzado a reparar los daños de las misiones destrozadas en el norte del país durante la guerra civil.
La crisis de Centroáfrica estalló el 25 de octubre del 2002, después de un fallido golpe de estado de François Bozizé entonces ex Jefe de Estado mayor. El 15 de marzo del 2003, las tropas del actual Presidente Bozizé conquistaron Bangui después de meses de enfrenamientos contra las fuerzas fieles a Ange-Félix Patassé.
Después de haber tomado el control de Bangui, Bozizé se proclama presidente ad interim. El 7 de abril del 2003 se forma un gobierno de transición dirigido por Abel Goumba. El ejecutivo está formado por 28 miembros provenientes de todos los partidos políticos. El nuevo gobierno comprende 5 ministros provenientes de la reagrupación de los partidos políticos de la oposición, 4 del partido del nuevo Presidente, François Bozizé, 2 de la Unión Democrática centroafricana, dos del Movimiento del Liberación del Pueblo Centroafricano (MPLC el partido del Presidente derrocado, Patassé). El resto de los puestos fueron atribuidos a partidos menores y a miembros de la sociedad y el ejército. (LM) (Agencia Fides 16/3/2004 Líneas: 38 palabras: 521)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network