COREA DEL SUR - "San Pablo y la misión en Corea": Simposio de la Iglesia coreana

lunes, 29 septiembre 2008

Seúl (Agencia Fides) - Como hacer presente el carisma y el impulso misionero típico de San Pablo en tierra de Corea: ha sido este el interrogante de fondo del Simposio celebrado recientemente por la Iglesia coreana con ocasión del año Paulino. El Simposio , que se ha celebrado en los días pasados en Seúl, ha sido organizado en cooperación entre la Comisión Episcopal para la evangelización y el “Catholic Broadcasting Compan” que trabaja en el campo de los mass-media.
Su Exc. Mons Paul Choi Deok-ki, Presidente de la Comisión Episcopal para la evangelización, ha subrayado: "Una medida de la vitalidad de la Iglesia es su capacidad de evangelizar", exhortando a la Iglesia coreana a mantener despierta su pasión por la misión. "Con ocasión del Año Paulino es necesario aprender la labor misionera de San Pablo, que ha sido el mayor misionero, animado por una pasión ardiente por la misión", ha añadido.
Entre las otras intervenciones en el Simposio, destaca el prof Damián Kim Young-nam, docente de la universidad Católica de Corea, quien ha presentado una relación sobre el espíritu misionero típico del apóstol, afirmando: "El alma de la Iglesia coreana es el espíritu del martirio. El Dios ha infundido su abundante gracia sobre la Iglesia en Corea que fue instituida por los mártires coreanos. Pero no podemos olvidar que se nos ha dado la gracia divina para compartirla con nuestros vecinos".
El prof. Andrea Yoo Hee-seok, docente de la universidad Católica de Suwon, ha pedido a todos los fieles coreanos encontrar su propia identidad como misioneros, inspirándose en el ejemplo de San Pablo, para fecundar con el Evangelio la tierra de Corea.
En el curso del Simposio se ha acordado el compromiso de la Iglesia coreana de vivir el año de San Pablo bajo la insignia de la comunión ecuménica, implicando a las Iglesias hermanas, dando nuevo vigor al diálogo y potenciando la colaboración en todos los campos, especialmente el de la caridad. La esperanza es que "el Año Paulino no sea sólo una fiesta dentro de la Iglesia, sino que se convierta en una fiesta de vida y verdad en todos los sectores de la sociedad”. (PA) (Agencia Fides 29/9/2008)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network