http://www.fides.org

Vaticano

2004-02-27

VATICANO - Mensaje del Papa para la Campaña de Fraternidad 2004 en Brasil: “El agua, como don de Dios, es instrumento vital, imprescindible para la supervivencia y por tanto, un derecho de todos”

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) - Con ocasión de la Campaña de Fraternidad 2004 promovida hace 40 años por la Conferencia Episcopal Brasileña (CNBB) en la Cuaresma, el Santo Padre Juan Pablo II ha enviado un mensaje al Presidente de la CNBB, el Card. Geraldo Majella Agnelo, Arzobispo de San Salvador y Primado de Brasil. El Papa señala que en este tiempo litúrgico “se invita a todo cristiano a reflexionar de modo particular sobre las diversas situaciones sociales del pueblo brasileño que requieren mayor solidaridad”. El tema elegido este año - “El agua fuente de vida” - invita a considerar la enorme importancia que tiene el agua para la tierra: “sin este valioso elemento la tierra se transformaría rápidamente en un desierto árido, lugar de hambre y de sed, en el que los hombres, animales y plantas estarían condenadas a morir”.
El agua en la Sagrada Escritura es considerado como el símbolo de purificación moral y fuente de vida sobrenatural, como el mismo Jesús ha afirmó: “si uno no nace del agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de Dios” (Jn 3,5). Convirtiéndose en criatura nueva, el bautizado debe marcar su relación con los hombres y con lo creado según los principios de la justicia, de la caridad y de la responsabilidad, superando los estilos de vida egoístas caracterizados por el acaparamiento o empobrecimiento de los recurso naturales.
“Como don de Dios el agua es un instrumento vital, imprescindible para la supervivencia y por tanto, un derecho de todos” señala el Mensaje del Papa, invitando a considerar su escasez en muchas zonas del mundo y la necesidad de hacer un uso racional gracia a la colaboración de todos los hombres de buena voluntad y de las autoridades gubernativas “para llegar a una protección eficaz del ambiente considerado como don de Dios”. Es necesario pues restablecer los criterios morales sobre este tema tan importante que se basan “en el valor de la vida y el respeto de los derechos y de la dignidad de todos los seres humanos”. El Santo Padre desea por ultimo que gracias al compromiso de todos, el agua pueda continuar siendo “fuente abundante de vida para todos” e invoca las bendiciones del Señor “sobre los campos, lagos y ríos de la Tierra de la Santa Cruz” . (SL) (Agencia Fides 27/2/2004 Líneas: 33 Palabras: 412)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network