http://www.fides.org

America

2003-05-26

AMERICA/COLOMBIA - OBISPOS EUROPEOS Y AMERICANOS DESPUES DE LA VISITA EN EL PAIS: EL PUEBLO SUFRE POR UNA GUERRA QUE SIENTE AJENA, LA IGLESIA ESTA COMPROMETIDA A TODOS LOS NIVELES PARA LAS AYUDAS Y LA RECONCILIACIÓN

Bellavista (Agencia Fides) – Una Delegación de obispos Europeos y Americano ha visitado Colombia del 12 al 19 de mayo por iniciativa dela obra alemana Misereor con el patrocinio del Consejo Pontifico Cor Unum. Los Obispos se reunieron en diversas ciudades colombianas con todos los representantes eclesiales (Obispos, sacerdotes, religiosos, parroquias, delegados de la pastoral, asociaciones, movimientos), las autoridades políticas y civiles (Presidente, Vicepresidente, Parlamentarios, Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, Comisión de Reconciliación Nacional).
En la Declaración final los Obispos afirman el aprecio por “el inconmensurable servicio que la Iglesia en todos sus niveles desde sus Pastores hasta las organizaciones diocesanas y parroquiales están prestando al pueblo de Colombia, especialmente a las personas que sufren las consecuencias de pobreza, injusticia, la violencia y la inseguridad”. La Delegación afirma que “los signos en que se manifiesta esta dolorosa situación, son la muerte violenta y las heridas, la orfandad y viudez de quienes han perdido a sus seres queridos, el miedo, el desarraigo y desprotección de los numerosos desplazados forzados, la desestructuración social, el alto grado de impunidad y la pérdida de la esperanza por parte de muchas personas que no ven cercano el fin de la violencia”
“El pueblo colombiano quiere por encima de todo la Paz y sufre y lamenta verse envuelto en una guerra a la que se considera ajeno.” afirman los Obispos que apoyan la declaración del Presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana (29 de noviembre del 2002) en la que se manifestaba que la Iglesia católica en Colombia está a favor de la solución política negociada del conflicto armado; es autónoma e imparcial en el servicio al proceso de paz y del bien común; la Iglesia y la Comisión de Reconciliación Nacional mantiene el compromiso de ofrecer sus servicios y de trabajar sin descanso por el proceso de construcción de una paz justa y durable con todas las partes en conflicto.
Haciendo eco a la palabras del Santo Padre Juan Pablo II, la Delegación afirma que “ la guerra es una derrota de la humanidad” y que las situaciones de injusticia deben ser superadas “con el diálogo honesto y sincero” que exige una verdaera conversión del corazón y “acciones encaminadas hacia la promoción y desarrollo integral de las personas y los pueblos”. “La Paz, además de ser tarea de todos, es un don de Dios, que hay que pedir insistentemente”, por ello, en el programa de la visita estaba prevista la oración frecuente por la paz y la celebración de la Eucaristía en las diversas comunidades. “Ahora este compromiso será también un punto importante de nuestro compromiso con el pueblo y la Iglesia de Colombia” afirma la Declaración.
Mons. Paul Josef Cordes, Presidente del Consejo Pontificio “Cor Unum” en su mensaje puso el acento sobre el papel de la Iglesia colombiana en el ámbito social y su compromiso para promover la reconciliación a por medio de la evangelización: “La Iglesia quiere que el hombre se sane y se salve mediante el encuentro con Cristo, como ha subrayado el Santo Padre. Esto es verdad también en este país para destruir los fermentos de odio que están en el corazón de cada hombre”. (R.Z.) (Agencia Fides 26/5/2003 Líneas: 45 Palabras: 584)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network