http://www.fides.org

Africa

2004-02-24

AFRICA/CONGO RD - “Que las Naciones Unidas ayuden al Congo a salir de la guerra civil”. Carta de los Obispos congoleños al Secretario General de la ONU

Kinshasa (Agencia Fides) - “La Conferencia Episcopal del Congo habla en nombre de millones de congoleños que se han beneficiado y todavía se beneficia de la asistencia del sistema de las Naciones Unidas por medio de sus agencias especializadas”. Con estas palabras se dirigen los Obispos de la Republica Democrática del Congo, al Secretario General de las Naciones Unidas con una carta fechada el 14 de febrero del 2004. En la misiva los Obispos expresan su agradecimiento a la ONU por lo que están haciendo en la RDC, pero piden a las Naciones Unidas nuevos esfuerzos para ayudar al país a salir del trágico conflicto que estalló en 1998. “Como saben, esta guerra es el conflicto más sangriento que ha conocido el continente africano: 3 millones de muertos y un millón y medio de desplazados” escriben los obispos congoleños. “Algunos la llaman, justamente, la primera guerra mundial africana. No solo porque están implicados nueve estados africanos con sus ayudas occidentales, sino porque esta guerra afecta a los intereses vitales del continente. De hecho, las riquezas por las que se combate en la República Democrática del Congo, ciertas propiedades inalienables de el pueblo congoleño, forman parte del patrimonio africano. La explotación racional de estas riquezas permitiría, sin lugar a dudas, resolver los numerosos problemas del continente. El daño inferido a la República Democrática del Congo es también contra el pueblo africano y por tanto, contra toda la humanidad”.
Los Obispos denuncian “la impresionante cantidad de armas que alimentan los conflictos en la región de los Grandes lagos” tráfico de armas ligados “a la explotación fraudulenta de la madera, café, diamantes, oro y coltan”.
Recordando los recientes acuerdos de paz que llevaron a la formación de un gobierno de unidad nacional con la participación de la mayoría de los grupos de guerrilla congoleños, los Obispos retienen que es “indispensable la firma oficial de una declaración que ponga fin a la guerra por parte de los beligerantes”. “Esta declaración debe prever sanciones para todos aquellos que continúen con las hostilidades. Fuera del ejercito regular no se debe dar ninguna legitimidad a otros grupos armados”.
“Habiendo emprendido el camino para resolver la crisis interna, todavía de modo parcial, la Conferencia Episcopal del Congo estima que ha llegado el momento de tener la conferencia internacional sobre la región de los Grande Lagos bajo la égida de las Naciones Unidas” Los Obispos proponen también una “conferencia para poner fin a la criminalización de la economía congoleña. El episcopado insiste sobre la exigencia de preservar la fauna y la flora congoleña y de ahorrar, a favor de las generaciones futuras, los recursos financieros provenientes de la explotación de los minerales”.
La Conferencia Episcopal del Congo pide por ultimo la constitución de un Fondo de Solidaridad Internacional para la RDC, con el fin de “compensar los daños sufridos en el país desde 1994 hasta hoy. Este fondo de solidaridad internacional no anula las obligaciones de justicia y de reparación que se deben imponer a los países agresores por los daños infligidos al pueblo congoleño”. (LM) (Agencia Fides 24/2/2004 Líneas: 43 palabras: 531)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network