http://www.fides.org

Asia

2004-02-23

ASIA/COREA DEL SUR - “La misión de la Iglesia en Corea, fundada sobre los mártires”: habla a la Agencia Fides Mons. Lázaro You Heung Sik, Obispo coadjutor de Daejeon

Roma (Agencia Fides) - “La misión de la Iglesia en Corea se funda sobre los mártires coreanos que dieron su vida por el Señor y por el pueblo: ante ellos nos sentimos pequeños, pero intentamos permanecer fieles a nuestra misión”. Ha dicho en un coloquio con la Agencia Fides Mons. Lázaro You Heung Sik, Obispo coadjutor de Daejon, que se encuentra en Roma para participar en un encuentro organizado por el Movimiento de los Focolares. Actualmente está en curso el proceso de beatificación de unos 100 mártires coreanos: “Será un gran evento para la Iglesia corana:. Esperamos que tenga lugar lo antes posible”
“En este último periodo - dice - hemos centrado nuestra acción en el anuncio de la Palabra de Dios, necesaria para responder a fenómenos como el materialismo, hedonismo, secularismo, indiferencia a los valores religiosos. Sentimos la urgencia y la exigencia de anunciar el Evangelio a los que están lejos. Pero como dice la Evangeli Nuntiandi, hay que convertirse en auténticos cristianos, que vivan el Evangelio en la vida cotidiana; solo así la vida de cada cristianos dará testimonio y será levadura en la sociedad”.
El Obispo señala que entre los desafíos de la Iglesia coreana, se encuentra la difusión de las sectas religiosa, nuevos movimientos y New Age, tema que se encuentran en la agenda de la próxima reunión de la Conferencia Episcopal coreana del próximo mes de marzo.
La misión en la que la Iglesia coreana trabaja se dirige “hacia los no creyentes, los lejanos de la fe, peor también hacia los fieles tibios que han aceptado el mensaje cristiano pero no lo hacen fructificar en la vida cotidiana. Hay que evangelizar también a los fieles, para que se conviertan a su vez en misioneros. El verdadero cristiano, el santo - recuerda la Redemptoris Missio- es una gran misionero. La comunidad debe santificarse a si misma y así podrá testimoniar el Evangelio a los otros”.
Para el proyecto de la nueva evangelización de la sociedad, la Iglesia coreana señala la importancia de la familia: “El modelo de familia tradicional está en crisis y tenemos la urgencia de volver a proponer el punto de referencia de una familia cristiana, Iglesia domestica que dona a Jesucristo en la educación de los hijos, y que es la única ancla de salvación contra la disgregación de las familias modernas”.
Pero la misión de la comunidad católica coreana se dirige a todo el mundo: “Desde mi diócesis de Daejeon - recuerda Mons. You Heung Sik - hemos enviado a dos sacerdotes a trabajar en la evangelización en Mongolia, además de Taiwán y también recientemente uno a Japón. El señor nos da abundancia de vocaciones y nosotros enviamos a nuestros sacerdotes y religiosos. Hemos recibido el cristianismo de China y ahora se lo devolvemos a ellos con misioneros”.
Según el Obispo los seminaristas deben estar preparados para ir en misión durante el tiempo de formación: “Cuando era rector del Seminario de Daejon pedía a los candidatos al sacerdocio que estuvieran preparados para ir a cualquiera parte del mundo para seguir y anunciar a Jesucristo. Es importante que estén preparados psicológica y espiritualmente”.
Sin embargo la Iglesia coreana no puede ir todavía a Corea del Norte: “En todos nosotros hay un gran deseo de ir al Norte entre nuestra gente. Pero en la actualidad el régimen de Pyongyang tiene miedo de aceptar a sacerdotes o misioneros laicos porque teme que el anuncio de Cristo pueda afectar a la estabilidad del Estado. Vivimos en un tiempo de espera; rezamos mucho por esto y cuando el Señor abra el camino y sea el momento justo, estamos dispuestos a partir. Mientras tanto estamos constituyen un fondo para mandar sacerdotes a Corea del Norte y poder volver a plantar la fe cristiana. De momento ayudamos la gente del norte con bienes materiales. ¡Pronto tendremos también un hambre espiritual que satisfacer!
Como conclusión del encuentro con el Movimiento de los Focolares, el Obispo señala “Esta espiritualidad me ayuda a vivir la comunión con los otros Obispos y la colegialidad en torno al Santo Padre. Para mi es una experiencia de profunda alegría oración e intercambio” (PA) (Agencia Fides 23/2/2004 Líneas: 58 Palabras: 710)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network