ASIA/CHINA - “Debemos grabar esta frase de San Pablo en nuestra cabeza, para siempre: ‘¡Ay de mí si no evangelizare!’” - Un nuevo impulso misionero caracteriza la celebración del Año Paulino en las comunidad católica china

viernes, 18 julio 2008

Roma (Agencia Fides) – Todas las comunidades católicas chinas están viviendo intensamente el Año Paulino en comunión con el Papa y con la Iglesia Universal. Según las informaciones llegadas a la Agencia Fides, el Año Paulino convocado por el Santo Padre Benedicto XVI está penetrando en la vida de los católicos chinos y de las comunidades.
A pesar de los desastres naturales sufridos en los meses pasados, la oleada de hielo y el tremendo terremoto, las parroquias de la diócesis de Gui Yang están viviendo activamente el Año Paulino. Además de las normales actividades que marcan la vida parroquial, se ha añadido, cada jueves, el compartir de la Sagrada Escritura con una mirada particular a las Cartas de San Pablo; cada viernes los jóvenes se reúnen para practicar los cantos gregorianos y para el Encuentro de convivencia semanal para actualizar las iniciativas paulinas.
La diócesis de Ning Xia se ha movilizado en modo “impresionante” (según dicen los mismos católicos locales) bajo la guía de Mons. Li Jing, recientemente nombrado Coadjutor, con la aprobación del Papa. Mons. Li Jing, durante la reunión por el Año Paulino, dijo: “debemos grabar esta frase de San Pablo en nuestra cabeza, para siempre: ‘¡Ay de mí si no evangelizare!’ Por lo tanto debemos aprovechar al máximo el Año Paulino para relanzar la evangelización en todos los campos. Cada uno de nosotros es un misionero. Y cada uno de nosotros tiene el deber de llevar al menos a una persona a la casa del Padre siguiendo las huellas de San Pablo”.
La parroquia de Xiao Dian de la diócesis de Tai Yuan, celebró el VI Congreso de la evangelización a la apertura del Año Paulino, sobr el tema de la misión de Jesús. Los participantes han compartido e individuado la urgencia y la necesidad de la misión, lanzando un nuevo y fuerte llamamiento a la evangelización para que “todos imiten a San Pablo en el ejercicio del propio deber cristiano”. (NZ) (Agencia Fides 18/07/2008; líneas 22 palabras 324)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network