http://www.fides.org

Dossier

2008-06-21

Instrumentum mensis Maii pro lectura Magisterii Summi Pontificis Benedicti XVI, pro evangelizatione in terris missionum

El primer sábado de mayo, el 3, el Santo Padre Benedicto XVI presidió la oración del Santo Rosario en la Basílica Papal de Santa Maria la Mayor, en Roma, como inicio del mes mariano. El día 7 tuvo lugar el Concierto ofrecido por la “China Philharmonic Orchestra” y el “Shanghai Opera House Chorus” en honor al Papa en el Aula Paolo VI, en el Vaticano. El Santo Padre afirmó en esta ocasión que “la música, y el arte en general, pueden convertirse en vehículo privilegiado de encuentro y de conocimiento mutuo entre pueblos y culturas diversas”. A los participantes en el Congreso Internacional que tuvo lugar con motivo del 40 aniversario de la Encíclica de Pablo VI ‘Humanae vitae’, el Santo Padre recalcó qu “ninguna técnica mecánica puede sustituir el acto de amor que los esposos intercambian como signo de un misterio más grande que les hace protagonistas y copartícipes de la creación”. El día 12, al recibir al Movimiento por la Vida, recalcó la necesidad de ayudar a la familia con instrumentos legislativos apropiados, para que se facilite así “su creación y la obra educativa que desempeña, en el contexto actual nada favorecedor”, además de definir la acción del movimiento como “laudable”.
El 17 de mayo el Santo Padre Benedicto XVI recibió a los participantes en la Asamblea General de las Obras Pontificias Misionales, asociación que tiene “el carisma de promover entre los cristianos la pasión por el reino de Dios, realidad que se debe establecer en todos los lugares a través de la predicación del Evangelio”. Ese mismo día, hasta la noche del día siguiente, hizo una visita pastoral a Savona y Génova. De particular importancia fueron la visita privada al santuario de la Virgen de la Guardia en Cerànesi-Campomorrone, la visita al Hospital pediátrico ‘Giannina Gaslini’ y el encuentro con lo jóvenes en Piazza Matteotti, en Génova. El jueves 22 de mayo, solemnidad del Corpus Cristo, el Papa presidió la celebración de la santa Misa en el sagrato de la Basílica de San Juan Laterano, tras la cual encabezó la Procesión Eucarística hasta la Basílica de Santa Maria la Mayor.
El Santo Padre compuso una Oración a la Virgen María, Ayuda de los Cristianos, venerada así en el santuario de Sheshan en Shanghai, con motivo de la Jornada de Oración por la Iglesia de China, celebrada el 24 de mayo. El 29 de mayo el Santo Padre se encontró con la Asamblea General de la Conferencia Episcopal Italiana, llamando la atención al tema de la emergencia educativa, a la cual se debe responder sobre todo con la evangelización de las nuevas generaciones. La tarde del sábado 31 tuvo lugar una celebración mariana en la plaza de San Pedro, para concluir el mes dedicado a la Virgen, al fin de la cual Benedicto XVI pidió que se recitará el Santo Rosario en familia y en las parroquias, con empeño renovado, para que a través de “la escuela de María, la lámpara de la fe brille siempre en el corazón de los cristianos y en sus casas”
Este mes el Santo Padre lanzó varios llamamientos, tanto en la oración mariana dominical como durante la audiencia general: por el Myanmar devastada por el ciclón Nargis (7 de mayo), por la violencia en el Líbano (11 de mayo), por la China afectada por el terremoto (14 de mayo y 25 de mayo).

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network