AFRICA/CAMERÚN - Carta pastoral de los Obispos de Camerún por el Año Paulino: “nuestras energías deben ser dirigidas hacia la acción evangelizadora en el seguimiento de San Pablo”

viernes, 27 junio 2008

Yaoundé (Agencia Fides)- “En comunión con la Iglesia universal, los cristianos de Camerún acogen con alegría la iniciativa de Su Santidad Benedicto XVI para convocar el año Jubilar dedicado a San Pablo, dando gracias a Dios”, afirma la Carta Pastoral de los Obispos de Camerún, publicada en ocasión del Año Paulino convocado por el Santo Padre.
En su Carta Pastoral los Obispos recuerdan que “según la voluntad del Papa, este año será la ocasión para redescubrir la figura del Apóstol, de su vida, de su actividad y de sus numerosos viajes; releer sus numerosas cartas a las primeras comunidades cristianas; revivir los primeros tiempos de nuestra Iglesia; profundizar sus ricas enseñanzas dirigidas a los gentiles y meditar sobre su vigorosa espiritualidad de fe, de esperanza y de caridad; revitalizar nuestra fe y nuestro lugar en la Iglesia de hoy, a la luz de sus enseñanzas; orar y actuar por la unidad de la Iglesia, ‘Cuerpo místico de Cristo’”.
Los Obispos desean que las celebraciones del Año Paulino permitan “revitalizar nuestra vida cristiana y nuestro impulso misionero. Invitamos a nuestros fieles así como a todos los hombres de buena voluntad a apropiarse de sus orientaciones reflexionando sobre el tema “Llamados a ser apóstoles de Jesucristo” (1 Co 1, 1)”.
La vida de San Pablo continúa siendo fuente de reflexión y de inspiración para los cristianos de hoy. Los Obispos de Camerún destacan los siguientes aspectos: la dificultad de vivir la fe (“Se hoy en Camerún podemos alegrarnos por la libertad religiosa, no olvidemos que persisten las dificultades para aceptar la propia fe en serenidad”); el encuentro con Cristo y la transformación de la persona (recordando la conversión de San Pablo, de perseguidor de cristianos a testimonio del Evangelio); el encuentro con Ananías y la importancia de los otros (“Todos necesitamos de un padrino o una madrina para nuestro camino humano y espiritual”); el compromiso de Pablo y la acción misionera de hoy (“nuestras energías deben ser dirigidas hacia la acción evangelizadora en el seguimiento de San Pablo, fundador de comunidades cristianas entre todos los pueblos”). Para esto, en la Carta Pastoral se recuerdan “los numerosos evangelizadores que siguiendo el ejemplo de San Pablo han llegado hasta nosotros. Damos gracias al Señor por los misioneros Palotinos, los sacerdotes del Sagrado Corazón, los Espiritanos, los misioneros de Mill Hill, los Oblatos de María Inmaculada, las numerosas personas consagradas, el clero autóctono y la gran cantidad de catequistas”.
En la Carta los Obispos indican tres etapas del Año Paulino en Camerún: apertura el 29 de junio, Solemnidad de San Pedro y Pablo; manifestación ecuménica en enero del 2009, durante la Semana de oración por la unidad de los cristianos; clausura durante la Asamblea Plenaria de los Obispos, del 22 al 28 de junio del 2009. Entre las iniciativas propuestas por la Conferencia Episcopal están: procesiones parroquiales y diocesanas centradas en Pablo; preparación de una publicación para difundir la figura de San Pablo; profundización de textos paulinos; inicio de obra sociales inspiradas por la espiritualidad paulina.
Para coordinar las celebraciones del Año Paulino, la Conferencia Episcopal de Camerún ha creado un Comité ad hoc, compuesto una oración, cantos, y preparado el texto de una obra de teatro sobre la vida de San Pablo. (L.M.) (Agencia Fides 27/6/2008 líneas 41 palabras 565)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network