EUROPA/PORTUGAL - Numerosas iniciativas para celebrar el Año Paulino: catequesis “Un año para caminar con San Pablo”; materiales litúrgicos; sesiones de estudio y una exposición itinerante

viernes, 27 junio 2008

Lisboa (Agencia Fides) – Todas las diócesis de Portugal se ha movilizado para comenzar este fin de semana la celebración del Año Jubilar dedicado a San Pablo. En una nota publicada por la Conferencia Episcopal de Portugal se señala que al coincidir el Año Paulino con la celebración del Sínodo sobre la Palabra, hace que Pablo el gran Apóstol de la Palabra “pueda ser para nosotros una guía para descubrir más profundamente el lugar de la Palabra de Dios en la vida y misión de la Iglesia”.
A continuación presentan algunos de los frutos que podrá dar este Año Paulino en la Iglesia en Portugal siguiendo el ejemplo de este gran Apóstol. Así por ejemplo, consideran los Obispos que san Pablo constituye un ejemplo para ampliar los horizontes del anuncio del Evangelio y promover una nueva evangelización pues “la Iglesia hoy corre también el peligro como en la época de San Pablo, de limitar el anuncio de Jesucristo a aquellos que están en su redil, comprenden su lenguaje y conocen sus leyes y tiene dificultades para anunciar a Jesucristo en una sociedad cada vez más secularizada”.
El Año Paulino puede también ayudar a “sistematiza la pastoral especifica para ampliar el anuncio del Evangelio a los que no creen o han abandonado la vida cristiana, pues “Pablo fue el mayor evangelizador de todos los tiempos y continua siendo un ejemplo inspirador de ardor en la evangelización y de la naturaleza especifica del anuncio kerigmático”. Además, continua la nota de los Obispos, “evangelizar no es una estrategia y no se reduce a un programa: es una pasión de amor por Jesucristo y por los hermanos” y precisamente esta pasión por Jesucristo es la “genera en Pablo la urgencia de la evangelización en la que se siente como cooperador de Dios”.
Por otro lado el Año Paulino puede ofrecer también un estimulo “para perfeccionar nuestra catequesis y concebir la acción pastoral como un medio para profundizar en el proceso continuo de iniciación cristiana”, pues Pablo “no separa la vida persona del cristiano de la vida de la iglesia en su catequesis”. Por ello, ofrece este año una ocasión para reflexionar sobre “la verdad de la Iglesia y el modo de construir la unidad dentro de la gran variedad de carismas que enriquecen la Iglesia de nuestro tiempo”.
Para conseguir todo esto la Conferencia Episcopal propone algunos instrumentos pastorales como son “Un año para caminar con San Pablo” que se trata de un itinerario catequético en el que durante 52 semanas se recorren las principales etapas del camino cristiano teniendo a Pablo como guía. Propone también una mayor vivencia de la Liturgia durante este año, valorizando más sobre todo en las homilías los textos de San Pablo. En este sentido la Comisión Nacional de Liturgia preparan algunos elementos que ayuden a los pastores a realizar este objetivo.
Durante todo el Año Jubilar las Facultades de Teología y los Centros y Escuelas afiliadas ofrecerán sesiones de estudios sobre San pablo. En la fiesta de la conversión de San Pablo del próximo año está prevista una gran celebración nacional en la Iglesia de Santísima Trinidad den Fátima.
Además Ediciones San Pablo ha organizado una exposición itinerante llamada “Pablo, Apóstol de Jesucristo” que recorrerá las diócesis de Portugal, cuyo objetivo es dar a conocer de forma sencilla y didáctica la figura y obra del Santo. La exposición está constituida por cuatro módulos: Breve cronología de San Pablo: su conversión, misión y sus cartas; los viajes de San Pablo; algunos pasajes de sus cartas leídas por personalidades de la sociedad portuguesa y por último, algunas preguntas y respuestas sobre San Pablo. (RG) (Agencia Fides 27/6/2008


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network