http://www.fides.org

Asia

2004-02-03

ASIA/INDIA - TRAS LAS VIOLENCIAS SUFRIDAS, LOS SALESIANOS REABREN LA ESCUELA ATACADA POR LOS FUNDAMENTALISTAS HINDÚS - VUELVE A LAS AULAS EL 50% DEL PERSONAL Y EL 75% DE LOS ESTUDIANTES

Nueva Delhi (Agencia Fides) – Las amenazas no cesan, la tensión es latente y la violencia ha dejado su huella, sobre todo sobre el P. Stanny Ferreira, el sacerdote salesiano agredido y gravemente herido hace dos semanas por un grupo de fundamentalistas hindúes. Pero, a pesar de las dificultades, los salesianos de Don Bosco, en servicio en la India, no abandonan sus misiones y prosiguen con sus actividades dirigidas al crecimiento espiritual, moral y cultural de los jóvenes indios, que frecuentan sus escuelas y oratorios salesianos, espacios de auténtica formación humana y cristiana.
En Alirajpur, en el distrito de Jhabua, estado del Maadhya Pradesh, la escuela salesiana que fue cerrada el 17 de enero tras los ataques sufridos, ha reabierto sus puertas el 27 de enero pero, a causa de la tensión y el miedo que todavía circulan, sólo el 50% del personal de servicio ha vuelto a sus puestos de trabajo y el 75% de los estudiantes ha vuelto a clase. La escuela se ha vuelto a abrir tras la intervención de las autoridades civiles, de los padres de los alumnos y de los sacerdotes salesianos que la dirigen, cuyo presidente es P. Lelsie Pereira. Los mismos padres han manifestado el deseo de que sus hijos regresaran a la escuela, prometiendo comprometerse en la protección de profesores y alumnos. La escuela, por otra parte, será vigilada por agentes de las fuerzas de pública seguridad hasta mayo del 2004.
Alirajpur se encuentra a poca distancia de la frontera con Gujurat. Las minorías cristianas musulmanas habían sufrido ya en los meses pasados presiones y amenazas pero, a mediados de enero la zona fue golpeada por una serie de ataques realizados por los grupos fundamentalistas hindúes Vishwa Hindu Parishad, Bajragdal e Durga Vahini, que buscan cualquier pretexto para agredir a la comunidad cristiana y continúan difundiendo una falsa propaganda en perjuicio de los creyentes en Cristo.
“Mientras tanto – ha declarado recientemente Mons. Chancko Thottumarickal, Obispo de Jhabua, en un coloquio con Fides – continua la campaña de desinformación y movilización de masas contra los cristianos. Los carteles pegados por las calles de la ciudad y sus alrededores son vergonzosos y echan barro sobre la Iglesia católica. Esta campaña denigratoria puede provocar nuevas situaciones de violencia”. (PA) (Agencia Fides 3/2/2004; Líneas: 33; Palabras: 400)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network