http://www.fides.org

Asia

2004-01-30

ASIA/INDIA - 4,5 MILLONES DE ENFERMOS DE SIDA EN LA INDIA- EL CARDENAL VITHAYATHIL, JEFE DE LA IGLESIA SIRO-MALABAR PIDE “AMOR Y MISERICORDIA HACIA ELLOS”

Kochi (Agencia Fides) – Los enfermos de SIDA son nuestros hermanos; hay que acogerlos y atenderlos coma amor, respeto y misericordia. Afirma el Card. Vithayanthil, Arzobispo mayor de Ernakulam-Angamaly, en una reciente Carta pastoral dedicada al problema del SIDA. EL cardenal es el jefe de la comunidad siro-malabar, la Iglesia de rito oriental presente en el Estado de Kerala, en el sudeste de la India.
La carta recuerda la gran difusión del SIDA a nivel planetario (42 millones de infectados en todo el mundo, de los cuales 4,5 millones se encuentran en la India), señalando que “en los hospitales de Kerala el número de enfermos ha crecido. “Existe la posibilidad de que las personas enfermas de SIDA y las que mueren por esta enfermedad aumenten incluso entre los fieles de nuestras parroquias” afirma el texto. A la vez que invita a la prudencia y a la prevención, el Cardenal pide “no tener miedo, no aislar a los enfermos y a los miembros de la familia, ya que se saben muy bien las formas de contagio de la enfermedad, por sangre, líquidos corporales y sobre todo por vía sexual”.
La carta recuerda que el principal medio de transmisión del SIDA son las relaciones sexuales e invita a los matrimonios a que conserven el valor de la fidelidad. Otra causa de la gran difusión del SIDA es la droga que constituye un mal de la sociedad que aflige sobre todo a los jóvenes.
El cardenal cita el pasaje del libro del Deuteronomio en el que Dios pone al hombre ante el camino del Bien y del Mal (Dt 30,15) y exhorta a los fieles a elegir el bien: “Los cristianos debemos repudiar el pecado pero acoger a los pecadores. Debemos seguir el ejemplo de Cristo que acogió con misericordia a prostitutas y leprosos. La Iglesia no considera además al enfermo de SIDA como un pecador. No podemos olvidar las palabras de Cristo ‘No son los sanos los que necesitan un médico. No quiero sacrificios sino misericordia’ (Mt 9,13)
El documento reafirma el gran empeño de la Iglesia en la atención de los enfermos de SIDA: “A nivel global un cuarto de las actividades anti-Sida están organizadas y dirigidas por la Iglesia católica. En India ofrecemos servicios los más extensos posibles para el tratamiento de los enfermos de SIDA por medio de nuestros 4.754 hospitales y dispensarios. La Iglesia católica dirige además 39 institutos especializados en enfermos de SIDA en la India”.
“Si un miembro de nuestras parroquias o familias se infecta, debemos ofrecerle amor y misericordia y la mayor cooperación posible. Porque un seropositivo puede pasar muchos años son enfermar de SIDA. También a aquellos que se encuentran al final de su vida se les debe dar toda la atención necesaria y el Sacramento de la unción de enfermos”. La prudencia, afirma el Cardenal, no debe convertirse en discriminación: “Hagamos que cada paciente escuche la palabra de Jesús ‘Estaba enfermos y me visitaste’ (Mt 25, 36)”
“La comunidad cristiana – concluye la Carta - debe mirar la enfermedad como una ocasión para vivir el espíritu cristiano, trabajar por la justicia social y realizar las obras de misericordia” (PA) (Agencia Fides 30/1/2004 Líneas: 40 Palabras: 547)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network