http://www.fides.org

Africa

2004-01-29

ÁFRICA/COSTA DE MARFIL - LA ONU ES BIEN RECIBIDA EN LIBERIA, TODA LA POBLACIÓN A FAVOR DE UNA MAYOR IMPLICACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS EN EL PAÍS. LOS OBISPOS PIDEN MODERACIÓN PARA DEVOLVER LA PAZ

Abidján (Agencia Fides) – “La noticia de un posible mayor empeño de las Naciones Unidas en Costa de Marfil ha sido bien acogida en el país” dice a la Agencia Fides una fuente de la Iglesia local contactada en Abidján, comentando la llegada a la capital económica marfileña de una misión ONU, encargada de valorar la posibilidad de realizar elecciones presidenciales en el 2005. La Misión de las Naciones Unidas en Costa de Marfil (MINUCI) tiene el objetivo de valorar, junto con las autoridades electorales, los partidos políticos y la sociedad civil, las condiciones políticas, jurídicas y de seguridad del proceso electoral y su compatibilidad con los acuerdos de paz de Marcoussis (Francia), de enero del 2003, que pusieron fin a la guerra civil”.
La delegación, que está dirigida por el argelino Nour Iddine Driss, director adjunto para la asistencia electoral de las Naciones Unidas, tiene también el encargo de determinar la necesidades técnicas, materiales y financieras de Costa de Marfil, para las elecciones y establecer el papel que podría realizar eventualmente en el curso de la sesión electoral.
“El compromiso de la ONU en Cota de Marfil es importante tanto desde el punto de vista político como del psicológico” dicen la fuentes de Fides. “Desde el punto de vista político porque introduce un arbitro imparcial en la contienda entre los diversos partidos políticos marfileños, y desde el punto de vista psicológico porque la gente no se siente abandona de la comunidad internacional”.
Otra intervención de las Naciones Unidas podría consistir en el envío de Cascos Azules a Costa de Marfil, para sustituir a los soldados franceses, que garanticen el respeto de la tregua entre el ejercito gubernativo y las milicias de las consideradas “Fuerzas Nuevas” que controlan el norte y oeste del país. “El eventual despliegue de Cascos Azules es bien visto por la población, porque las tropas francesas son acusadas de ser parciales” dicen las fuentes de Fides. “Una fuerza que se considerada neutral por parte de todos podría hacer avanzar el proceso de paz, dado que el desarme de las partes serían sancionado por la más alta instancia mundial”.
También los Obispos han decidido crear una capellanía militar “con el fin de asistir espiritual y moralmente a los agentes de las fuerzas de defensa y seguridad” y han agradecido a los miembros de Caritas “que a pesar de las dificultades y aun a riesgo de la propia vida se han prodigado en llevar a todos la ayuda y el socorro que necesitaban durante el periodo de la guerra. Recordamos también a las parroquias y a todas las personas de buena voluntad que han acogido a los refugiados”.
La 77 Asamblea General de la Conferencia Episcopal de Costa de Marfil se desarrolló del 19 al 25 de enero en la diócesis de San Pedro, bajo la presidencia de Mons. Vital Koneman Yao, Arzobispo de Bouaké. (LM) (Agencia Fides 29/1/2004 Líneas: 37 Palabras: 508)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network