http://www.fides.org

Ciencia Y Medicina

2004-01-27

EUROPA/ITALIA - “ES NECESARIO CAMBIAR LA MENTALIDAD DE LAS GENTE Y SUPERAR LOS PREJUICIOS QUE TODAVÍA RODEAN A LA LEPRA” DICE EL DOCTOR DEEPAK A LA AGENCIA FIDES v

Roma (Agencia Fides) – El Doctor Sunil Deepak, nacido en Lucknow (India), licenciado en medicina y cirugía en la Universidad de Nueva Delhi, India, es actualmente responsable del Departamento Medico-científico de la AIFO (Asociación Italiana Amigos de Raoul Follereau), presidente del ILEP (federación internacional contra la lepra) que tiene su sede en Londres, además de referente en Italia para la Carta de los Pueblos sobre la salud y miembro del Observatorio Italiano sobre la salud. Entre 1988 al 2001 participó en cerca de 20 misiones conjuntas con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otras agencias de las Naciones Unidas en Uganda, Guinea Bissau, China, India, Eritrea, Brasil etc... desde 1996 es también consultor del departamento de disminución y rehabilitación de la OMS y ha realizado dos iniciativas especificas por cuenta de la OMS: la gestión de una iniciativa sobre la rehabilitación de las personas disminuidas en India, Indonesia, Egipto, Kenia, Brasil, Bolivia y Filipinas; la organización de talleres regionales sobre la realización de servicios de rehabilitación tenidos en Camboya, Nepal, Líbano, Nicaragua y Benin.
La Agencia Fides ha hablado con el después de la celebración dela 51 Jornada Mundial de los enfermos de lepra. A continuación la entrevista.
Vd trabaja desde hace años en la lucha contra la lepra. ¿En qué consiste su trabajo?
Actualmente soy responsable del Departamento Medico-científico de la AIFO y mi actividad consiste principalmente en asegurar que nuestros proyectos ofrezcan las líneas internacionales actualizadas y que las personas que trabajan dentro de los centros, dependientes estatales de gobiernos, misioneros, laicos tengan la formación sanitaria adecuada. Hay varios centros de formación internacionales con los que colaboramos y apoyamos. Organizamos también cursos, como el que tuvimos en Bolonia el pasado mes de junio en el que participaron personas de países diversos en colaboración con organizaciones internacionales (OMS, ILO y FAO).
El segundo aspecto de mi trabajo en el ámbito de la AIFO esta dedicado a la valoración y dirección. La dirección consiste en recoger de forma regular datos sobre la situación actual, la valoración y cualquier cosa especifica que hacemos periódicamente, organizando visitas de consultores independientes porque no queremos influenciar las relaciones solo porque saben que reciben apoyo de la AIFO.
El tercer aspecto esta ligado a la investigación. Un único centro puede hacer investigaciones validas para la realidad local y nosotros como AIFO, pensamos que por el hecho de tener contactos con todos los continentes y con tantas personas, gobiernos, misioneros, asociaciones de voluntariado local es posible hacer investigaciones del mismo protocolo pero en diversos proyectos desarrollados en distintos continentes. Así se obtienen resultados importantes para definir las líneas guías internacionales que no sean solo fruto de una situación local sino que tengan validez internacional.
Como Presidente del ILEP me ocupo de coordinar el trabajo de todas las organizaciones que dan apoyo económico y técnico, material, personal médicos, para garantizar una equitativa distribución de las financias. Intentamos identificar las zonas del mundo en las que el problema de la lepra es grave y que no reciben ayuda de nadie con el fin de confiarlos a cualquier asociación que se haga cargo de ellos.
Trabajo también como consultor del reparto de disminución y rehabilitación de la Organización Mundial de la Salud. Me ocupo de la promoción de estrategias en las zonas rurales donde faltan servicios sanitarios de base y rehabilitación.
Con el AIFO intentamos ocuparnos también de otros proyectos además de los de atención a la lepra. De hecho, en numerosas áreas donde ofrecemos servicios para los enfermos de lepra, no existen otros servicios sanitarios y nos parece justo que las estructuras creadas para ofrecer medicinas a estos enfermos sirvan también a los que necesitan una sanidad de base.

Cerca del 14% de los que se ven afectados por la lepra son niños. ¿Qué medidas se han adoptado para ayudarles a curar y a su reinserción social?
Antes, cuando teníamos leproserías, dentro había orfanatos porque era importante separar a los niños de sus padres enfermos de lepra y ponerlos en un lugar mas seguro para evitar el riesgo de contagio. Son ya casi 30 años que este tipo de estrategias se abandonaron porque existen fármacos gracias a los cuales muchos curan en pocos días y no hay necesidad pues de separar a los niños de sus padres. Por lo que respecta al problema de la prevención se ha verificado que la vacuna Bcg, contra la tuberculosis da cierta inmunidad a los niños contra la lepra. Actualmente es la única medida sanitaria disponible para la prevención en los niños. Pero habría que pensar en tantos otros aspectos que dañan las condiciones de salud de los niños como son la alimentación, la higiene, la instrucción. Muchos de ellos pierden el derecho de ir a la escuela cuando se descubre que tiene la lepra. Es necesario que los maestros sensibilicen a los niños y a los mismos padres.
¿Esta satisfecho del resultado de la jornada del domingo?
Estoy satisfecho aunque me doy cuenta que la lepra no es la única enfermedad importante en el mundo y que hay tanta otras que continúan dándose a pesar de todos los medios aplicados para vencerlas. Pensemos tan solo en los diez millones de niños que mueren al año, la tasa de mortalidad infantil en Sierra Leona donde los niños con menos de cinco años que mueren son 327 de 1000. Es decir el 32% de los niños mueren antes de llegar a los cinco años.
Estos son datos tremendos y es pues imposible no pensar en todo lo que circunda a la lepra. Pienso que la lepra es un símbolo para toda esta situación de injusticias, guerras, pobreza que existe y nuestro acercamiento es precisamente el de promover una intervención integrada.
¿Que piensa que se debe hacer para mantener viva la atención de todos sobre esta enfermedad y no solo una día al año?
La AIFO es afortunada porque no está solo en Bolonia, sino que tenemos más de 60 grupos esparcidos por el territorio nacional que promueven otras iniciativas como por ejemplo sucedió en los últimos años con la Carta de los pueblos sobre la salud. Se trata de activistas, asociaciones personas comprometidas provenientes de otros cien países del mundo que trabajan para promover estrategias diversas que no se limiten sólo a la distribución de fármacos, sino que se concentren en verdaderas estrategias alternativas de desarrollo. En el caso de los 10 millones de niños que mueren cada año el 23% de ellos mueren por diarrea que no se debe a al falta de fármacos sino a la falta de agua limpia.
De lepra no se muere...
Afortunadamente no. El problema que queda es el de la marginación de los que son reconocidos como enfermos de lepra. Con frecuencia son los mismos enfermos los que dejan a sus familiares para evitar que los hijos sufran los prejuicios y no consigan trabajo. El principal objetivo, en este sentido, es el de cambiar la mentalidad.
(AP) (Agencia Fides 27/1/2004 Líneas: 89 palabras. 1.179)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network