http://www.fides.org

Africa

2004-01-08

AFRICA/SUDÁN - EL ACUERDO SOBRE EL PETRÓLEO ES UN PASO ADELANTE SUSTANCIAL EN LA VÍA DE LA PAZ, PERO ES NECESARIO EL ESFUERZO DE TODOS PARA RESOLVER EL PROBLEMA DE LOS PRÓFUGOS

Roma (Agencia Fides) –“Se trata de un paso adelante sustancial” dice a la Agencia Fides Don Tonio Dell’Olio, portavoz de la Campaña Sudán, una red de asociaciones católicas y laicas que trabajan desde hace años en la pacificación del país, comentando el acuerdo alcanzado ayer, 7 de enero, entre el gobierno y la guerrilla sudanesa para la repartición de los recursos petrolíferos del Sudán meridional. “El petróleo era uno de los puntos fundamentales de esta guerra y una de las cuestiones más espinosas por resolver. Ahora pienso que el camino de la paz esta más al alcance y que se podrá llegar a un acuerdo de paz definitivo en poco tiempo” dice D. Dell’Olio. “Pero para ello es necesario implicar más a la sociedad civil e ir más allá de la lógica de la repartición de recursos. Quedé impresionado por la frase de un catequista sudanés a quien conocí durante mi última visita en el país. Citando un antiguo proverbio sudanés, expresó así sus temores hacia los acuerdos que en ese momento estaban todavía en discusión: “Han cogido la vaca por los cuernos para ordeñarla mejor”. Creo que esta frase refleja un poco las preocupaciones de la población que desea estar mas implicada en el proceso de paz” afirma D. Dell’Olio.
“En efecto, hay que recordar que el empuje decisivo para llegar al acuerdo ha venido de la fuerte implicación de Estados Unidos que están interesados, por una parte en la explotación de los recursos petrolíferos sudaneses y por otra en la participación de Jartum en la lucha contra el terrorismo internacional” recuerda el sacerdote. Con el fin de la guerra en el sur, el gobierno sudanés podrá ser miembro a todos los efectos de la coalición contra el terrorismo y recibir así las ayudas americanas, incluidas las militares,. “Washington tiene pues un gran interés económico y político-estratégico en Sudán” dice Don Dell’Olio. “Actualmente en el país no trabajan compañías petrolíferas americanas, pero se sabe que estas están muy interesadas en el petróleo sudanés que al ser de óptima calidad, permite una refinación mas fácil y menos costosa”. A propósito de la presencia extranjera en Sudán, D. Dell’Olio añade: “Será interesante ver como actuará Estados Unidos en el futuro con la fuerte presencia china y malaya en Sudán. Este país podría convertirse en una especie de laboratorio de confrontación entre China y Estados Unidos fuera del área asiática”.
Sobre las perspectivas de una paz definitiva, el sacerdote afirma: “La comunidad internacional no puede quedarse fuera sino acompañar a Sudan en el camino de la pacificación definitiva. Lo primero de todo es el problema de la reentrada de los prófugos. Tan sólo en Jartum hay al menos 3 millones de personas que viven en los campos de acogida: si decidieran reentrar se produciría un éxodo de proporciones bíblicas en el sur. Además una vuelta desordenada corre el peligro de alimentar las divisiones étnicas de las regiones meridionales, trayendo nuevas violencias. Por ello, es necesario el esfuerzo de todos para formular y financiar planes para la sistematización de los refugiados”.
“Los países que trabajan en ofrecer ayudas económicas y financieras al Sudán” continua D. Dell’Olio, “deberían después ejercer un control para verificar que estas ayudas se emplean verdaderamente en la financiación de auténticos proyectos de desarrollo”.
“Existes por último algunos problemas considerados sin solución, como son el control de las regiones a caballo entre el norte y el sur (Nilo Azul, Montes Nuba y Abyei). No se ha establecido todavía si pasarán bajo el control del norte o del sur. A esto se añade la guerra que estalló recientemente en el oeste del país y que hasta el momento ha quedado fuera de las negociaciones de paz” concluye D.Dell’Olio. (LM) (Agencia Fides 8/1/2004 Líneas: 46 Palabras: 648)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network