http://www.fides.org

Africa

2004-01-07

AFRICA/COSTA DE MARFIL - LOS MINISTROS REBELDES VUELVEN AL GOBIERNO AUNQUE SE TEMEN QUE EL RECURSO DEL REFERÉNDUM PERMITA AL PRESIDENTE RECHAZAR LEYES SIN CONSULTAR CON EL PARLAMENTO. CRECE LA PREOCUPACIÓN ENTRE LOS DESCENDIENTES DE LOS EMIGRANTES.

Abidján (Agencia Fides) – “La vuelta de los ministros rebeldes al gobierno de unidad nacional es ciertamente un hecho positivo y se espera que sirve de empuje al proceso de paz bloqueado desde hace meses” dice a la Agencia Fides una fuente de la Iglesia local contactada en Abidján, Costa de Marfil. Seis ministros representantes de los rebeldes de las “Fuerzas Nuevas” que desde septiembre del 2002 controlan el norte y oeste de Costa de Marfil, han vuelto a participar en las reuniones del ejecutivo después de tres meses de suspensión para protestar contra la política del Presidente Laurent Gbagbo acusado por ellos de no querer aplicar en totalidad los acuerdos de paz. Este acuerdo, que fue firmado en Marcoussis (Francia) en enero del 2003, prevé la formación de un gobierno de unidad nacional y la aprobación por parte del Parlamento de una serie de leyes sociales.
“Precisamente sobre estas leyes se han abierto un nuevos enfrentamiento políticos” dicen las fuentes de Fides. “El presidente Gbagbo quiere someterlo a la aprobación popular por medio de un referéndum, un instrumento que está previsto en la Constitución. Sus opositores rebaten que así se quiere engañar sobre lo establecido en Marcuossis y temen que el recurso al referéndum permita al Presidente rechazar leyes sin consultar con el Parlamento”.
“Estas leyes se refieren a temas muy delicados, en particular a la reforma del código de ciudadanía, que en su formulación actual, discrimina a los emigrantes y a sus descendientes” afirman nuestras fuentes. “Esto es un problema que arrastramos desde la independencia en 1960. en ese momento se decidió de hecho que los emigrantes podían pedir la ciudadanía marfileña a condición de que se inscribieran en el municipio de residencia en un plazo determinado. Muchos emigrantes sin embargo, no eran conscientes de esta norma y no pudieron beneficiarse. Por ello, durante años sus hijos han sido tratados como extranjeros en el que era desde hacia tiempo su país”.
“En particular” dicen nuestras fuentes “existen impedimentos para nosotros marfileños para poseer la tierra. Por ello, la reforma del derecho de ciudadanía va acompañado de la concesión de fondos rurales, otro punto delicado que tocará intereses consolidados desde hace ya tiempo”.
“Otro problema se refiere al acceso a los altos cargos del Estado. La actual Constitución prevé de hecho que pueden acceder a los más altos cargos tan sólo personas que son hijos de padre y madre marfileños. Ahora se quiere proponer una modificación a esta norma de modo que permita el acceso a estos cargos también a personas que tiene solo uno de los padres de nacionalidad marfileña”.
Uno de los motivos de la rebelión que ha desencadenado la guerra civil es precisamente la discriminación de miles de ciudadanos provenientes de Malí, Burkina Faso y de otros países limítrofes y presentes en Costa de Marfil desde hace años.
Del frente militar sin embargo, viene una señal hacia la normalización. Los comandantes del ejército regular y de las fuerzas rebeldes, se reúnen de hecho hoy, miércoles 7 de enero, en Yamoussoukro, capital administrativa para establecer un programa conjunto de desarme, de movilización y de reinserción de los rebeles combatientes. (LM) (agencia Fides 7/1/2004 Líneas: 43 Palabras: 557)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network