http://www.fides.org

Asia

2003-12-22

ASIA/COREA DEL SUR - UNA NAVIDAD DE ALEGRÍA Y CARIDAD EN TODAS LAS DIÓCESIS: INICIATIVAS DE SOLIDARIDAD GRACIAS A LA CONTRIBUCIÓN DE LOS NO CRISTIANOS


Seúl (Agencia Fides) – Es una Navidad de alegría la que vive la comunidad cristiana en Corea. Los fieles comparten la alegría del nacimiento de Jesucristo con todos, especialmente con las personas que sufren. Según informaciones recogidas por la Agencia Fides en las diversas diócesis coreanas muchos grupos parroquiales, movimientos, asociaciones y familias trabajan en actividades de caridad en las que han implicado también a muchos no cristianos, unidos en el espíritu de intercambio y solidaridad típicos de la Navidad. La sociedad coreana , de hecho, se resiente de la separación entre una clase rica y acomodad de la población y otra de parados, marginados, sin morada fija, separación que ha aumentado después de la crisis económica de 1997-98.
Para ayudar a estas personas, los fieles tiene mucho que hacer. Algunas religiosas han convencido a un no cristiano, propietario de un pequeño restaurante chino en el pueblo de Gungpyeong a ofrecer comidas gratuitas a los pobres y necesitados una vez a la semana. “Es una ayuda para muchos pobres del pueblo” explica a Fides Sor Kim Yeong-ja. “La Navidad es una ocasión para sensibilizar a toda la comunidad”. En la misma onda se encuentra el Cetro de Asistencia “Jinju” de la diócesis de Masan que el 26 de diciembre ofrecerá comida a 230 personas sin techo y emigrantes.
Muchos profesionales han decidido ofrecerse como voluntarios en diversos servicios dentro de sus competencias. En las oficinas de la Archidiócesis de Seúl, Maria Park Yong-suk ofrece consejo gratuito a los emigrantes sobre sus problemas legales y situaciones de abusos que sufren. En Deajeon un equipo de médicos ofrece asistencia a numerosos enfermos y disminuidos de la zona de Nonsan, incluyendo tratamiento sanitario y dentístico gratuito para los pobres.
Precisamente para la comunidad de emigrantes que se encuentran con frecuencia al margen de la sociedad, el Centro Pastoral para Emigrantes de Seúl organiza una Misa el 24 de diciembre en la que participarán católicos vietnamitas, latinoamericanos, filipinos y en la fiesta que se tendrá el día de Navidad habrá emigrantes de todas las religiones.
Michaela Lee Seon-hui, una voluntaria católica de Seúl, pasará la Navidad con una anciana disminuida que vive en una casa de reposo en Seúl, cuenta a Fides su testimonio: “Perdí a mi madre al año pasado. Hoy ella es como una madre para mi. Intento ser sus manos y sus pies. Compartiré con ella el espíritu de la Navidad” . (PA) (Agencia Fides 22/12/2003 Líneas: 34 palabras: 423)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network