http://www.fides.org

Asia

2003-12-19

ASIA/NEPAL - BALANCE DEL 2003: ENTRE VIOLENCIAS, TRAUMAS, DIFICULTADES DE SUPERVIVENCIA, LA IGLESIA PERMANECE JUNTO A LA POBLACIÓN ESPERANDO LA PAZ - EL 2 DE ENERO SE ABRE UN NUEVO CENTRO PASTORAL PARA LOS JÓVENES EN KATMANDÚ

Katmandú (Agencia Fides) – El 2003 ha sido un año difícil, marcado por la violencia. Muchas familias se han visto implicadas en asaltos y asesinatos. La pequeña comunidad católica nepalí (6.000 fieles de 23 millones de habitantes) ha permanecido y permanece a su lado compartiendo las alegrías y sufrimientos de la gente, según narra el testimonio, enviado a la Agencia Fides, del P. Pius Perumana, jesuita, pro-Prefecto Apostólico en Nepal.
Trazando un balance del 2003 el P. Perumana señala que “en Nepal será recordado como uno de los más difíciles de los últimos años. Comenzó con una explosión de violencia, después hubo un rayo de esperanza con la tregua anunciada a finales de enero entre los rebeldes maoístas y el gobierno y con el inicio de los coloquios. Pero después, a finales de agosto, se rompieron los acuerdos, lo que marcó un triste retorno a las hostilidades”.
El jesuita ha dicho a Fides: “Violencias, extorsiones, asesinatos han afectado a más de 9.000 personas. Lo peor es ver que esta situación traerá mas victimas. Muchas familias han perdido sus puestos, también sus casas y sus propiedades. ¿Cómo pasarán la Navidad después de haber sufrido el trauma de haber visto como mataban a sus amigos ante sus propios ojos? Digamos con fe que la Navidad nos recuerda que el Señor no nos abandonará”.
“La Iglesia - continua el P. Pius en su testimonio enviado a Fides - con sus sacerdotes, religiosas y misioneros ha vivido con la población del Nepal estos sufrimientos. Muchas de nuestras instituciones, escuelas, ambulatorios han sufrido chantajes para extorsionar o ataques diversos. Entre los episodios más graves se encuentra el del 19 de septiembre en que fue atacada y destruida la misión de Okhery en Dharan a 500 Km al sur de la capital, dirigida por las religiosas de Loreto. Tres de las escuelas católicas de la montaña han tenido que cerrar por las amenazas recibidas. A pesar de todo, no nos rendimos sino que continuamos sirviendo a este pueblo, compartiendo sus alegrías y sus penas. Mientras tanto hemos preparado el nuevo Centro Pastoral en Katmandú que comenzará oficialmente su actividad para los jóvenes el 2 de enero”.
Precisamente al finalizar el año, el gobierno de Katmandú, buscando un acuerdo con los rebeldes, ha anunciado que garantizará una amnistía a los rebeldes que se rindan antes del 12 de febrero del 2004, octavo aniversario del inició de la guerrilla que ha empobrecido al país, causando miedo, desplazamiento de civiles y alejando el turismo.
(PA) (Agencia Fides 19/12/2003 Líneas: 35 Palabras: 449)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network