http://www.fides.org

America

2003-12-10

AMERICA/PARAGUAY - SOR CLARA: TAMBIÉN ENTRE LA POBLACIÓN NIVACLÉ PUEDEN NACER VOCACIONES A LA VIDA RELIGIOSA

Asunción (Agencia Fides) – Desde 1925 los Misioneros Oblatos de María Inmaculada (OMI) están en contacto con los indios Nivaclé que habitan en el Chaco paraguayo y después de los años 40 también con los Guaraní que habitan en la región. Esperaban desde hace tiempo tener alguna vocación religiosa o sacerdotal entre la población autóctona de esta país y sus esfuerzos han producido por fin frutos. El Vicariato apostólico de Pilcomayo puede esta orgulloso de tener una religiosa profesa perpetua y otra que ha hecho recientemente su primera profesión. Otra tercera ha iniciado su noviciado en la hermanas Oblatas. También los Oblatos tiene la alegría de contar con un escolar guaraní y el Vicariato tiene dos seminaristas diocesanos.
El sueño de ver una vocación religiosa o sacerdotal salir de los Nivaclé se realizó con la emisión de los primeros votos de Sor Clara de 23 años, de las Religiosas Franciscanas de Cristo Rey, el pasado 4 de octubre, fiesta de San Francisco. Es originaria de Fischat, donde los Oblatos trabajan desde 1927. Las Franciscanas de Cristo Rey son las primeras religiosas que llegaron al Chaco en 1936. Al inicio Clara no recibió mucho apoyo ni de su familia ni de la comunidad porque las personas no creían que uno de ellos pudiese abrazar la vida religiosa. Pero cuando supieron que Clara se estaba preparando para hacer los votos, surgió en la ciudad un entusiasmo indescriptible. Viejos y jóvenes comenzaron a preparar el evento, y la noticia se difundió por todas las comunidades nivaclé del Chaco. Las personas se prepararon para recorrer un centenar de Km. para participar en la fiesta.
El día de su profesión fue una fiesta inolvidable. Las lecturas y el rito fueron todo en su lengua: español y nivaclé. Por lo que respecta a los cantos, algunos, elegidos por Clara eran modernos, y otros eran en nivaclé y latín, cosa que gusto mucho a los ancianos. El P. Miguel Fritz dijo la homilía en su lengua. El momento más conmovedor fue cuando Clara apareció vestida con el hábito de su congregación y pronunció la formula de la profesión en nivaclé. Las personas aplaudieron durante un buen rato, cosa inusual y sorprendente para los Nivaclé. Todos querían tocar a la religiosa, la primera de su cultura. Después de la misa hubo una gran fiesta para todos. (SL) (Agencia Fides 10/12/2003 Líneas: 31 palabras: 402)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network