http://www.fides.org

America

2003-12-05

AMERICA/ARGENTINA - EL ARZOBISPO DE BUENOS AIRES ENTREGA EL MANDATO MISIONERO A MAS DE 1.000 MISIONEROS PARA ANUNCIAR EL EVANGELIO EN LAS PERIFERIAS DE LA CAPITAL Y EN LAS ZONAS RURALES

Buenos Aires (Agencia Fides) – El Card. Jorge Bergoglio, Arzobispo de Buenos Aires y Primado de la Iglesia en Argentina, celebrará el sábado 6 de diciembre en la Catedral Metropolita, una solemne Misa de envío misionero de cerca de 100 grupos misioneros de Buenos Aires, con un total de 1000 personas. Algunos de ellos irán a anunciar el Evangelio en las periferias de la capital, donde hay gran miseria y marginación o en las zonas rurales más alejadas y otros en sus respectivos ambientes de vida y de trabajo.
“Se trata de una iniciativa que se realiza todos los año desde 1989. La idea es que grupos misioneros reciban el mandato de nuestro Arzobispo, antes de iniciar la misión y como la mayoría de ellos realizan su labor misionera durante los meses de enero y febrero, la misa de envío se celebra en diciembre” explica Pablo Piccolini, Coordinador del Centro Archidiocesano de los Grupos Misioneros (CAGM) de Buenos Aires (Argentina) en una nota enviada a la Agencia Fides.
“Los grupos misioneros constituyen una riqueza muy grande para la Iglesia argentina y tienen ciertas características peculiares. El número de miembros de cada grupo varia de 5 a 30 personas. Normalmente la mayoría de ellos son laicos, acompañados de uno o dos sacerdotes. La edad de los misioneros oscila entre 15 y 35 años. Algunos de estos grupos son parroquiales, otros pertenecen a la escuela media y otros están ligados a una orden religiosa” prosigue Pablo Piccolini.
Algunos grupos misioneros realizan su actividad misionera durante todo el año, otros solo durante el verano, en el tiempo de vacaciones. Estos últimos se reúnen de todas formas periódicamente todo el año para preparar la misión de verano y mantiene contactos estrechos con la comunidad donde realizan la misión. Estos grupos trabajan en general en zonas rurales y pobres dentro del país, lejos de las regiones urbanas de Buenos Aires. Por el contrario, los que trabajan en la misión todo el año, se dedican a ella sobre todo los fines de semana o cada quince días, dirigiéndose a las “favelas” de la periferia de la zona metropolitana de Buenos Aires.
La Solemne Celebración Eucarística del Envío Misionero – señala el Coordinador del CAGM – es una experiencia muy positiva de comunión entre los diversos grupos y es un evento muy importante para la animación misionera de nuestra Archidiócesis. Es además la ocasión en la que todos los grupos pueden escuchar el mensaje de su Pastor”. (RZ) (Agencia Fides 5/12/2003 Líneas: 34 Palabras: 437)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network