http://www.fides.org

Africa

2003-12-05

AFRICA/COSTA DE MARFIL - LOS REBELDES RECHAZAN LA FECHA DEL 15 DE DICIEMBRE PROPUESTA POR EL PRESIDENTE GBAGBO PARA EL INICIO DEL DESARME. LLAMAMIENTO DE LOS MISIONEROS:”REZAD PARA QUE SEA UNA NAVIDAD DE PAZ”

Abidján (Agencia Fides) – “Según las ultimas declaraciones del Prescíndete Lauretn Gbagbo, parece que la paz esta ya en la mano. Los rebeldes por el contrario no tienen todavía una buena actitud y desgraciadamente no creo que la situación se desbloquee pronto” dice a la Agencia Fides un misionero que por motivos de seguridad no puede ser citado, hablando de Bouaké, la principal ciudad del norte de Costa de Marfil y cuartel general de los rebeldes de las Fuerzas Nuevas. Ayer jueves, 4 de diciembre, el Presidente Gbagbo anunció el fin oficial de la guerra civil que estalló en septiembre del 2002. El Jefe de Estado se reunió en Yamoussoukro junto a los comandantes del ejecito gubernativo y los de las Fuerzas Nuevas y del contingente de paz francés. Al termino de la reunión, el Presidente anunció por primera vez, que se comprometía a aplicar íntegramente los acuerdos de Marcoussis (Francia) firmados en enero. Gbagbo anunció también que el 15 de diciembre iniciaría el desarme y la retirada de diversos grupos armados que actúan en el país. Sin embargo, hoy viernes 5 de diciembre, los rebeldes han afirmado no estar de acuerdo sobre la fecha anunciada por el Presidente. Los jefes de Fuerzas Nuevas han comunicado que los delgados enviados para los tratados en Yamoussoukro, no tenían poder para tomar una decisión del genero.
“Los rebeldes afirman que se trata de una fecha muy cercana” dice el misionero. “Entre los problemas que se deben resolver esta el de colocar a los miles de jóvenes combatientes que cuando vuelven a la vida civil no tienen trabajo”.
“Los rebeldes no se fían además del Presidente. Dicen que en el pasado se han hecho muchas promesas que no se mantuvieron. Por ello prefieren mantenerse en una actitud prudente” continua el misionero. “Otro elemento que acentúa la desconfianza por parte de los jefes rebeldes, es el hecho de que las declaraciones de Gbagbo se producen en la vigilia de su próximo viaje a Francia. Muchos temen que se trate de una operación de imagen para presentarse con las cartas en regla en París”.
“Por lo que respecta a la situación en el terreno, la cosa esta tranquila en Bouaké, pero se han interrumpido las comunicaciones con algunos pueblos que se encuentran en la zona desmilitarizada y que fueron ocupados hace algunos días por “jóvenes patriotas” (las milicias del partido del presidente) con el apoyo del ejercito regular” dice el misionero. La zona divide las fuerzas gubernativas de las de los rebeldes y está presidida por el contingente del ejercito francés. “Conozco algunos de los militares que han ocupado la zona. Están convencidos de poder reconquistar Bouaké a la fuerza. Aquí los consideran personas que quieren la guerra a toda costa sin pensar en las consecuencias” dice el misionero. “Estos militares sostienen que el único obstáculo para la reconquista de las zonas ocupadas por los rebeldes son los soldados franceses. Estos últimos son acusados de apoyar a los rebeles. Por el contrario están aquí tan solo para impedir una vuelta a la guerra y nuevas víctimas, sobre todo civiles”.
“A pesar de todo, todavía creemos en la paz. Esperamos que las promesas hechas se mantengan y se encuentre pronto un acuerdo sobre la fecha para iniciar el desarme. Pido la oración de todos para que la Navidad del 2003 traiga por fin la paz a la tierra marfileña”. (LM) (Agencia Fides 5/12/2003 Líneas: 44 palabras: 595)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network