http://www.fides.org

Asia

2003-11-28

ASIA/INDONESIA - VIOLENCIAS Y RESTRICCIONES DESPUÉS DE LA PRORROGA DE LAS LEYES MARCIALES EN ACEH: PREOCUPACIÓN DE LA IGLESIA

Yakarta (Agencia Fides) - Hay preocupación en la Iglesia indonesa por las noticias de violencia que llegan de la provincia de Aceh, en el extremo Norte de la isla de Sumatra, done esta en curso una acción militar del ejercito indonesio contra un grupo de rebeldes secesionistas.
Según fuentes locales de Fides el nivel del enfrentamiento continua siendo alto y la esperanza de que disminuyera la tensión ha desaparecido después de que el gobierno indonesio decidiera el pasado 6 de noviembre, prorrogar por otros seis meses el decreto de ley marcial promulgado en mayor del 2002. Si bien los Generales de Yakarta habían asegurado que la guerra a los independistas del Free Aceh Movement (GAM) terminaría en un breve plazo, no ha sucedido así y la población civil continúa sufriendo. Los muertos, entre rebeldes y civiles, son numerosos y llueven denuncias de organizaciones independientes sobre asesinatos extrajudiciales, extorsiones y uso indiscriminado de la fuerza por parte de las tropas desplegadas en el área del conflicto.
Mientras tanto, los trabajadores locales de la Iglesia indonesa en Sumatra dicen a Fides que en Aceh escasean los víveres, y hay inseguridad para los desplazados, carencia de estructuras y de asistencia sanitaria, falta de provisiones y bloqueo de las vías de comunicación. Mons. Pius Datubara, Arzobispo de Medan, diócesis en la isla de Sumatra ha dicho a la Agencia Ucam que “la prorroga de la ley marcial lleva consigo violaciones de derechos humanos. El ejercito no puede arrestar y detener arbitrariamente a la gente, y es necesario llevar asistencia y alimento a los refugiados: la Iglesia está preparada para ofrecer la ayuda pero se ve imposibilitada para hacerlo”.
Según una reciente relación de la organización independiente Human Rights Watch (HRW) en el área continúan las violaciones de los derechos humanos en perjuicio de la población local y las limitaciones a la libertad de prensa. En la relación difundida el 26 de noviembre, Aman Zia Zafiri, vice-director de la Sección asiática de HRW afirma que “cuando la prensa ha intentado romper el muro de reserva que hay en Aceh, se ha expuesto a sufrir graves abusos”.
El gobierno ha prohibido el ingreso en la zona a los trabajadores de la ONU, Organizaciones humanitarias, religiosos, periodistas, diplomáticos y observadores independientes. Las operaciones militares cuentan con unos 30.000 soldados indonesios frente a 5.000 rebeldes.
(PA) (Agencia Fides 28/1172003 Líneas: 36 Palabras: 405)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network