http://www.fides.org

Africa

2003-11-20

AFRICA/COSTA DE MARFIL - “LA INSEGURIDAD ES TAN ELEVADA QUE NOS VEREMOS OBLIGADOS A CELEBRAR LA VIGILIA DE NAVIDAD EL 24 DE DICIEMBRE A LAS 4 DE LA TARDE” DICE UN MISIONERO DESDE EL NORTE DE COSTA DE MARFIL

Abidján (Agencia Fides) – “De momento ha disminuido la alarma y la situación está relativamente tranquila” dice a la Agencia Fides un misionero que trabaja en Bouaké, principal ciudad del norte de Costa de Marfil en manos de los rebeldes llamados “Fuerzas Nuevas”. Según publicó ayer, 19 de noviembre, la Agencia Fides, en los pasados días las tropas rebeldes entraron en estado de alerta como consecuencia de unas palabras pronunciadas por un alto responsable militar que habría afirmado que la guerra podría recomenzar de un momento a otro. “Los guerrilleros de las Fuerzas Nuevas desfilaron por la parte sur de la zona controlada por ellos mostrando sus armas pesadas” dice el misionero. “Yo mismo he visto en la carretera hacia Yamoussoukro 7 u 8 pick-up en los que había hombres armados con ametralladoras y cañones pequeños. Ahora sin embargo ha vuelto la calma relativa que ha caracterizado estos últimos meses” afirma el misionero.
“Hablar de vuelta a la normalidad es, en efecto, un poco paradójico vistas las condiciones en las que la población esta reducida a vivir en la zona en manos de los rebeldes. Aquí sólo algunos pocos que tienen algún ahorro consiguen vivir de manera decente, pero la mayoría de las personas se ven obligadas a refugiarse de una a otra parte, porque aquí ya no hay trabajo. Nadie quiere invertir en la zona a causa de la inseguridad que domina. Durante el día tenemos todavía un mínimo de condiciones de seguridad pero por la noche, los robos, saqueos y rapiñas está a la orden del día. Después de las 7 de la tarde se da el toque de queda y todos se refugian en sus casas, nadie circula por las calles por el temor de ser agredidos. Si las cosas continúan así, me temo que tendremos que celebrar la Vigilia de Navidad a las 4 de la tarde, pues de otra manera la Iglesia estará vacía”.
“Desgraciadamente no se ve todavía ninguna solución al estado que se ha creado a nivel político en los últimos meses” dicen la fuentes de Fides. “Hay intransigencias tanto por parte gubernativa como por parte de los rebeldes. Por parte gubernativa las declaraciones belicosas de algunos responsables políticos y militares demuestran que existe la tentación de resolver el estado recurriendo al uso de la fuerza. Los rebeldes por el contrario, han hecho demasiadas peticiones al Presidente Gbagbo (entre ellas el cambio del Ministro de Defensa y de Interior) y ahora no consiguen volver a una posición más moderada por mantener la imagen”
“También las peticiones de autonomía de la región bajo el control de las Fuerzas Nuevas debe hacer frente a diversas dificultades, sin un plan de acuerdo con Abidján” dicen nuestras fuentes.”Basta pensar que las escuelas de la región se estaban preparando para los exámenes de licenciatura media superior. Para que el título de estudio que se iba a entregar a los estudiantes fuese valido en todo el país era necesario que el Ministerio de Educación de Abidján enviase un funcionario a Bouakè, pero no ha llegado por problemas de seguridad”.
“Los rebeldes, conscientes de su debilidad insisten para que intervengan las Naciones Unidas con el envío de los Cascos Azules. Pero hasta el momento no existen a nivel internacional señales que hagan esperar una solución rápida de la crisis” concluyen nuestras fuentes. (LM) (Agencia Fides 20/11/2003 Líneas: 43 palabras: 589)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network