http://www.fides.org

Africa

2003-11-19

AFRICA/COSTA DE MARFIL - “UN MAL ENTENDIDO SOBRE LA INTERPRETACIÓN DE LAS PALABRAS DEL MINISTRO DE DEFENSA ES LA CAUSA DEL AUMENTO DE LA TENSIÓN EN COSTA DE MARFIL” DICE A FIDES UN MISIONERO

Abidján (Agencia Fides) - Aumenta la tensión en Costa de Marfil, donde los rebeldes reunidos bajo la sigla “Fuerzas Nuevas” han decretado el estado de emergencia ante el temor de un ataque por parte del ejercito regular. “Esta tensión nace probablemente como consecuencia de un mal entendido en la interpretación de las palabras del ministro de defensa pronunciadas con ocasión de una ceremonia en memoria de las víctimas de la guerra civil” dice a la Agencia Fides un misionero de Bouaké, la principal ciudad del norte del país bajo el control de los rebeldes. “Los rebeldes han movilizado sus fuerzas pero aquí en la ciudad la circulación se produce de forma regular y no se notan medidas particulares de seguridad”.
“Este episodio demuestra de todas formas, como Costa de Marfil vive una situación explosiva: es suficiente un mal entendido para hacer estallar todo” dice el misionero. “Tengo sin embargo, la esperanza de que prevalezca la razón. Noto un sentir común tanto de una parte como de otra en la idea de que la guerra es un mal que debe evitarse. Los muertos y destrucciones que se han producido en los pasados meses son un aviso para todos”.
El ejercito gubernativo ha desmentido que esté preparando una ofensiva contra las zonas rebeldes, aunque si ha afirmado que está preparado para una intervención en el caso de que los rebeldes rompan la tregua. Los rebeldes han demostrado su fuerza haciendo desfilar por las calles de Bouaké un convoy de camiones que transportaban armas pesadas incluidos cañones antiaéreos y tanques.
El Primer Ministro Seydou Diarra ha anunciado que se reunirá lo antes posible con los jefes rebeldes en Accra, Ghana para intentar superar la situación que está viviendo Costa de Marfil.
“De hecho, la división del país en dos está afectando a la mayor parte de la gente, especialmente aquí en las zonas rebeldes” dice el misionero. “Los mercados y las tiendas están llenos de géneros alimentarios pero la gente no tiene dinero para comprar. El paro es elevadísimo y se las arreglan como pueden. Pero después de meses de bloqueo de los estipendios y de falta de trabajo tememos que dentro de poco la gente muera de hambre. Una situación absurda porque no es cuestión de una carestía sino sencillamente de una mala distribución de la riquezas”.
En este contexto hay cierta preocupación por la noticia de que Giovanni Bonomo, un peligroso jefe de la mafia italiana, antes de ser arrestado en Senegal, estuvo en Costa de Marfil. Bonomo que fue entregado en Italia es sospechoso de haber reciclado dinero mafioso en Namibia y Sudáfrica. “No se sabe que estaría haciendo en Costa de Marfil un personaje de ese calibre” dice le misionero “pero no debemos asombrarnos que en una zona donde el estado está debilitado se produzcan infiltraciones de criminalidad organizada internacional. Pensemos tan sólo en el trafico de armas necesarias para alimentar esta guerra olvidada”. (LM) (Agencia Fides 19/11/2003 Líneas: 40 Palabras: 517)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network