http://www.fides.org

Vaticano

2003-11-18

VATICANO - EL MENSAJE DEL PONTIFICO CONSEJO PARA EL DIÁLOGO INTERRELIGIOSO POR EL FIN DEL RAMADÁN: CONSTRUIR HOY LA PAZ SIGUIENDO LAS ENSEÑANZAS DEL BEATO JUAN XXIII

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) - Con ocasión del fin del mes de Ramadán, el Pontifico Consejo para el Dialogo Interreligiosos ha enviado, como de costumbre, un mensaje de felicitación a los Musulmanes, firmado por el Presidente del Pontifico Consejo, Su Exc. Mons. Michael L. Fitzgerald. El mensaje tiene por tema “Construir hoy la paz” y está inspirado en la carta encíclica del Papa Juan XXIII. “Esta carta , titulada Pacem in Terris, Paz en la Tierra, propone considerar la paz como un edificio que se apoya sobre cuatro pilares: Verdad. Justicia, Amor y Libertad. Cada uno de estos valores debe esta presente para que haya buenas y armoniosas relaciones entre los pueblos y las naciones” escribe Mons. Fitzgerald.
“La verdad es el primer pilar porque incluye el reconocimiento de que los seres humanos no son dueños de si mismos.. En las relaciones humanas la verdad implica la sinceridad, esencial para la reciproca confianza y un diálogo fructuosos que lleve a la paz”. La paz no puede darse “sin la justicia, el respeto de la dignidad y los derechos de toda persona, La falta de justicia en las relaciones personales, sociales e internacionales es lo que causa tanta inquietud en el mundo de hoy y conduce a la violencia”. Sin embargo, la justicia debe estar atemperada por el amor: “Esto implica la capacidad de reconocer que pertenecemos todos a una única familia humana y de este modo ver a nuestros semejantes como hermanos y hermanas. Esto da la posibilidad de compartir tanto la alegría como el dolor. Hace a las persona sensible a las necesidades de los demás como si fuesen las propias. El amor además sabe comprender la debilidad y hace que la persona sea capaz de perdonar. El perdón es esencial para reconstruir la paz después de un conflicto porque abre la posibilidad de recomenzar sobre nueva base, una relación restaurada” La libertad es una característica esencial de la persona que “permite a las personas actuar según la razón y asumir la responsabilidad de las propias acciones”.
A estos cuatro pilares indicados por Juan XXIII el Presidente del Pontificio Consejo para el Dialogo Interreligioso añadió un quinto, la oración “como seres humanos, somos conscientes de nuestra debilidad. Tenemos necesidad de la ayuda de Dios y por ello, debemos implorarlo humildemente”. Recordando el Discurso del Santo Padre Juan Pablo II en la Jornada Mundial de Oración por la Paz en Asís, el 24 de enero del 2002, el Mensaje recuerda: “Edificar la paz en el orden, en la justicia, y en la libertad requiere el compromiso prioritario de la oración que es apertura, escucha dialogo y por último unión con Dios, fuente de la verdadera paz”.
(S.L.) (Agencia Fides 18/11/2003 Líneas:37 Palabras: 489)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network