http://www.fides.org

Vaticano

2003-05-19

VATICANO - EL SANTO PADRE CANONIZA A 4 BEATOS EN EL DIA DE SU 83 CUMPLEAÑOS: “NUESTRA VIDA ES CRISTO, VIVO Y PRESENTE EN LA IGLESIA Y EN EL MUNDO, HOY Y SIEMPRE”

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) – El domingo 18 de mayo, el Santo Padre Juan Pablo II, celebró la Eucaristía ante la Basílica Vaticana, durante la cual procedió a la Canonización de cuatro Beatos, dos polacos y dos italianos: Józef Sebastian Pelczar, Obispo fundador de la Congregación de las Siervas del Sagrado corazón de Jesús; Urszula Ledóchowska (Julia María) virgen, fundadora de las Hermanas Ursulinas del Sagrado Corazón de Jesús Agonizante; Maria De Mattias, virgen fundadora de la Congregación de las Religiosas Adoratrices de la Sangre de Cristo; Virginia Centurione ved. Bracelli, fundadora de las Religiosas de Nuestra Señora del Refugio en el Monte Calvario.
Al inicio de la celebración el Card, Joseph Ratzinger, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y Decano del Colegio Cardenalicio, presentó al Santo padre la felicitación con ocasión de su cumpleaños. “Quisiera hacerme portavoz no solo de todos los presentes sino también de las innumerables personas esparcidas por todo el mundo, desde todos los confines de la Iglesia católica, incluso desde otros confines del mundo cristianos – dijo el Card. Ratzinger- Quisiera expresarle de corazón nuestra gratitud por todo los que hace, asegurarle nuestra oración y desearle que la bondad de Dios le acompañe todos los días y sea luz en su camino... Creer y amar: este es el programa de su pontificado. Vd. nos muestra incansablemente, el rostro de Cristo, el rostro del Dios misericordioso, Nos empuja, incasablemente, partiendo de Cristo, a superar las fuerzas del odio, los prejuicios que separan, a abatir los muros que intentan separarnos. Vd. nos ayuda a encontrar la vía que lleva a la salvación. Por ello, queremos agradecerle de todo corazón. Que el Señor le pague como El paga a sus siervos fieles. Beatísimo Padre, ad multus annos”.
Durante la homilía, el Santo Padre se fijo en el verso del Canto del Evangelio (“Quien permanece en mi y yo en el da mucho fruto” Jn 15,5) y señaló: “La palabra dirigida por Jesús a los Apóstoles, el termino de la Ultima Cena constituyen una invitación también para nosotros, sus discípulos del tercer milenio. Solo quien permanece en El íntimamente unido- unido a El como el sarmiento a la vid- recibe la linfa vital de su gracia. Solo quien viven en comunión con Dios produce frutos abundantes de justicia y santidad. Testimonios de esta vedad fundamental evangélica son los Santos que tengo el gozo de canonizar en este quinto domingo de pascua”.
Al termino de la Santa Misa, antes de recitar el Regina Caeli, Juan Pablo II dirigió un cordial saludo a todos aquellos que avían participado en la Misa. “Deseo expresar una viva gratitud a cada uno de vosotros por los sentimientos de afecto que me habéis manifestado en este día de mi cumpleaños –prosiguió el Papa -. De modo especial agradezco al Señor Cardenal Joseph Ratzinger, que al inicio de la Santa Misa, haciéndose interprete de los sentimientos comunes me ha presentado la felicitación de parte de todos. Dirijo un deferente y grato pensamiento a las Autoridades que han estado presentes en esta circunstancia. Quisiera que mi “gracias” se extendiese a aquellos, que de tantas formas, me han hecho llegar un mensaje de felicitación y de estima. A todos y a cada uno pido que continúen rezando para que Dios me ayude a cumplir fielmente la misión que El me ha confiado”. Después de haber saludado a los fieles y a las Autoridades polacas presentes en la canonización el Papa, concluyó: “Agradecido por el don de la vida, entrego una vez mas a la Virgen mi existencia y el ministerio que la Providencia me ha llamado a desarrollar. A vosotros queridos hermanos y hermanas os pido que me ayudéis con la oración”. (S.L.) (Agencia Fides 19/5/2003 Líneas:48 Palabras: 677)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network