http://www.fides.org

Asia

2003-11-06

ASIA/INDIA - MÁS DE 600.000 REFUGIADOS INTERNOS EN JAMMU Y KASHMIR: “UNA VERDADERA TRAGEDIA SOCIAL”, DICE A LA AGENCIA FIDES EL PROCURADOR DE LA DIÓCESIS DE JAMMU-SRINAGAR

Jammu (Agencia Fides) - “Los desterrados internados son cerca de 600.000. Es una verdadera tragedia social, que continua desde hace ya demasiado tiempo. El problema de los desterrados ha agotado los recursos sociales y económicos de Kashimir, que desde hace más de cincuenta años es el teatro de una guerra de fronteras entre la India y Pakistán.
Los 600.000 refugiados internos, explica a la Agencia Fides el Padre Vaddakkel, se han establecido lo mejor posible en campamentos preparados por el gobierno y sobreviven gracias a las ayudas gubernamentales, de organizaciones humanitarias y de la Iglesia Católica. “Intentamos ayudarles con nuestra red de voluntarios para procurarles alimento y vestidos, pero también a nivel psicológico, con clases para enseñar a los chicos y programas para curar los traumas de la guerra”.
Padre Vaddakkel hace notar que los 600.000 refugiados pertenecen a dos distintas comunidades religiosas, la hindú (el 70%) y la musulmana (aproximadamente el 30% de los refugiados). “ “Las esperanzas en que la situación mejore está únicamente en los diálogos políticos entre los gobiernos de la India y Pakistán”.
También el Obispo de Jammu-Srinagar, Mons. Peter Celestine Elampassery, visita frecuentemente los campamentos de los prófugos, llevando consuelo y solidaridad. Como el Obispo dijo a la Agencia Fides hace algunos meses: “En Kashimir la situación empeora de día en día. La economía está en el destierro. El turismo, que era la principal fuente de ingresos de la población, ha desaparecido. Los civiles están verdaderamente cansados de este estado de guerra permanente y consiguen sobrevivir a duras penas”.
Sólo la semana pasada la alarma por la situación de los refugiados de Kashimir fue confirmada en un informe difundido por la Organización humanitaria noruega Norwegian Fefugees Council (NRC), que tiene trabajadores en esta zona. NRC habla de 650.000 prófugos en calamitosas condiciones humanitarias, sin asistencia sanitaria ni educativa. Los planes de reorganización previstos por el gobierno del Estado de Kashmir, señala NRC, son insuficientes y la violencia continua de los grupos separatistas desanima a la gente para volver a sus casas. El gobierno indio, afirma la NRC, es acusado además de no respetar las condiciones mínimas de vida para los refugiados y de haber enviado escaso personal, una carencia que es suplida por los numerosos voluntarios cristianos.
Sobre una población total de 9 millones de personas, la pequeña comunidad católica en Kashmir cuenta con cerca de 12.000 fieles. La Iglesia, instituida en el Estado en 1952, tiene un único Obispo para todo Kashmir, a la cabeza de una diócesis que es la segunda en India en extensión territorial. Hay 41 sacerdotes, 160 religiosas y unos 20 catequistas laicos que ayudan en el trabajo pastoral. La comunidad católica dirige dispensarios, centros de asistencia y solidaridad para el servicio social y la educación.
(PA) (Agencia Fides 6/11/2003 Líneas: 40 Palabras: 483)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network