http://www.fides.org

Europa

2003-11-06

EUROPA/ITALIA - MISIONEROS VETERANOS Y MISIONERAS A PUNTO DE PARTIR CELEBRAN AL BEATO GUIDO M. CONFORTI - ANUNCIADO EL CAPÍTULO PARA ITALIA

Parma (Agencia Fides) - El cinco de noviembre de cada año todos los Javerianos y Javerianas, en cualquier parte del mundo donde se encuentren, conmemoran a su padre espiritual: el beato Mons. Guido M. Conforti, Obispo de Parma y fundador del Instituto, que terminó su vida terrena el cinco de noviembre de 1931. En Parma, Casa Madre de los Javerianos, el Santuario del Beato era abarrotado por misioneros y misioneras y también por tantos amigos que querían compartir la fiesta, como informa P. Marcello Storgato. Estaban presentes también veinticinco misioneros provenientes de todas las misiones javerianas esparcidas por el mundo, y que están participando en un curso de formación permanente.
Durante la solemne celebración eucarística, Padre Agostino Rigon, Superior de los Javerianos en Italia, recordó uno por uno a los misioneros que por 25, 50 o 60 años han vivido la vida religiosa o el ministerio sacerdotal, agradeciéndoles por su entrega a la misión ad gentes. Dio también la bienvenida a los cinco jóvenes javerianos que realizan sus estudios teológicos en Parma, y dirigió un particular saludo a las Javerianas Annalisa Avallone, a punto de partir para el Chad y Antonella Del Grosso, que será destinada a Tailandia. Recordó después de manera especial a los esposos Giovanna y Paolo Volta, del laicado javeriano, que partieron para Goma, en la República Democrática del Congo, donde trabajan junto a los misioneros Javerianos para la evangelización, proyectos de desarrollo y de asistencia sanitaria.
Al termino de la Misa, Padre Agostino Rigon, superior de los Javerianos en Italia, dio el anuncio oficial para el próximo Capítulo de la Región Javeriana de Italia. El Capítulo se desarrollará del 18 al 30 de abril del 2004; los 31 delegados elegirán la nueva dirección nacional y reflexionarán sobre el tema: “Unidos en la renovación: como vivir hoy como Javerianos en Italia”. Para la ocasión, P. Agostino Rigon ha entregado a cada rector de comunidad una señal: un cáliz y una patena, con la inscripción: “Vino nuevo en odres nuevos”. “La Eucaristía es la fuente de nuestra comunión fraterna y de nuestro compromiso misionero”, ha recordado P. Agostino. “Haciendo uso de este cáliz y de esta patena, renovaremos nuestro ofrecimiento a Cristo, misionero del Padre, para que nos renueve constantemente con la fuerza de su testimonio de amor y de servicio a la humanidad entera”. (S.L.) (Agencia Fides 6/11/03. Líneas: 32 - Palabras: 407)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network