misioneros asesinados

MOZAMBIQUE - “Permanecieron en su lugar, cerca del pueblo perseguido, hasta derramar su sangre”. La historia de los jesuitas mártires de Chapotera

Monday, 20 March 2023

Por Stefano Lodigiani

En vista de la trigésimo primera "Jornada de los Misioneros Mártires", el 24 de marzo, promovida por las Obras Misionales Pontificias, la Agencia Fides presenta en estos días algunos testimonios de misioneros mártires cuya causa de canonización está en curso. Sacerdotes, religiosos y laicos han dado testimonio del Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo en situaciones diversas, en continentes diferentes. “El Bautismo nos hace entrar en este Pueblo de Dios que transmite la fe. Esto es muy importante. Un Pueblo de Dios que camina y transmite la fe. En virtud del Bautismo nos convertimos en discípulos misioneros, llamados a llevar el Evangelio al mundo” (Papa Francisco, audiencia general del 15 de enero de 2014).

Tete (Agencia Fides) - El 20 de noviembre de 2021, el Santuario de Nossa Senhora da Conceição do Zobuè, en la diócesis de Tete, Mozambique, fue la sede de un acontecimiento histórico para la Iglesia local: la sesión de apertura del Proceso de Beatificación y Canonización de dos Siervos de Dios, los padres jesuitas João de Deus Kamtedza, de Mozambique, y Sílvio Alves Moreira, de Portugal, conocidos como los “Mártires de Chapotera”. Fueron secuestrados y asesinados el 30 de octubre de 1985, en el contexto de la guerra civil que asolaba Mozambique, convertido en escenario de atrocidades y violencia cometidas por la guerrilla de la RENAMO y los partidarios del régimen marxista-leninista de la FRELIMO. “Los padres João de Deus Kamtedza y Sílvio Alves Moreira se consagraron totalmente al bien del pueblo, contando con la estima de cristianos y no cristianos”, subraya el obispo de Tete, monseñor Diamantino Guapo Antunes, de los Misioneros de la Consolata (IMC).

Los años de guerra civil pusieron a dura prueba al pueblo mozambiqueño y a las comunidades católicas, como en aquel momento informaba la Agencia Fides. En 1985, además de la muerte de los dos jesuitas cuya causa de beatificación está abierta, se produjeron otros acontecimientos dolorosos. El 3 de enero la misionera comboniana italiana sor Teresa Dalle Pezze fue asesinada durante un ataque de la guerrilla de la Renamo a un convoy de vehículos escoltados, en la carretera de Nampula a Nacala. En la noche del 3 al 4 de junio, un grupo de guerrilleros de la Renamo secuestró en Lifidzi, provincia de Tete, a cuatro religiosas portuguesas de la Orden de San José de Cluny y a cuatro aspirantes, algunas de las cuales consiguieron escapar de los secuestradores. El 30 de julio, dos misioneros capuchinos italianos fueron secuestrados en la diócesis de Quelimane por militantes de la Renamo, que atacaron la ciudad de Luabo, llevándose como rehenes a ambos junto con otros extranjeros. Fueron liberados el 10 de septiembre, junto con otros 22 extranjeros. Tras un periodo de recuperación y tratamiento en Italia, quisieron regresar a su misión.
La hermana Luigia Bottasso, de las Misioneras de la Consolata, junto con tres catequistas mozambiqueñas, fueron secuestradas el 6 de noviembre entre las misiones de Maúa y Cuamba, diócesis de Lichinga, cuando se dirigían a un encuentro pastoral.

En medio de este panorama, humanamente desalentador, destaca el testimonio de fe de los catequistas de Pambargala, diócesis de Novo Redondo (hoy diócesis de Sumbe, Angola), recogido por la Agencia Fides el 11 de mayo de 1985. “Las comunidades cristianas, dolorosamente probadas por la guerra, no han podido recibir la visita de misioneros desde hace más de dos años. Pero los cristianos, los catequistas y sobre todo los jóvenes, han sido un testimonio de valentía y perseverancia. Con gran firmeza en la fe, han mantenido el contacto, mediante mensajes y visitas”. Su mensaje fue el siguiente: “Esperamos poder visitar y celebrar la fe con todos los cristianos de Pambargala. ¡Ese día llegará! Mientras tanto, nos mantendremos firmes en la fe, unidos en la caridad fraterna y valientes en la esperanza de la Paz”.

Chapotera, la localidad asociada a los dos mártires jesuitas, es un pueblo situado a unos 6 km de la misión de Lifidzi, en el norte de la diócesis de Tete. La nacionalización de la educación y la sanidad decidida por el gobierno mozambiqueño el 24 de julio de 1975, un mes después de la independencia, llevó a los misioneros a pensar en una alternativa al tipo de misión al que se habían dedicado hasta entonces. Desahuciados de su casa, dejando atrás la infraestructura de la misión que habían construido (escuelas, laboratorios, hospital, etc.), establecieron una nueva residencia cerca del pueblo de Chapotera, donde los jesuitas se instalaron en 1978. El Padre João de Deus Kamtedza llegó a Chapotera el 22 de julio de 1983 y el Padre Silvio en 1985. Aquí, en la noche del 30 de octubre de 1985, tras ser despertados por un grupo de personas armadas, fueron obligados a abandonar la casa, para luego ser brutalmente asesinados.

A la mañana siguiente, 31 de octubre, tras haber oído el ruido de un coche y disparos a altas horas de la noche, algunos cristianos se dirigieron a la residencia de los sacerdotes. Al no ver signos de violencia, llegaron a la conclusión de que habían sido secuestrados por guerrilleros de la Renamo. Esta fue la noticia que llegó a Vila Ulóngwe a mediodía del 31 de octubre. El 1 de noviembre, un hombre de la aldea de Chapotera que se dirigía a su campamento, al pasar junto a un árbol de sisal, vio los cuerpos sin vida de los dos sacerdotes. Fue entonces a avisar al jefe de la comunidad que, asustado y entristecido, guardó silencio. Así que ni siquiera los jesuitas de Ulóngwe, la parroquia más cercana, sabían nada de lo ocurrido.

Hasta el 4 de noviembre, el padre António dos Reis, superior de Vila Ulóngwe, no consiguió que las autoridades le permitieran ir a Chapotera para ver lo ocurrido. Cuando llegó a Chapotera, un hombre le dijo que los sacerdotes habían sido asesinados a poca distancia. El misionero volvió entonces a Vila Ulóngwe, para informar al Administrador y al Comandante Militar. Ese mismo día, la escolta militar regresó a Chapotera para recoger los cuerpos de los sacerdotes, meterlos en ataúdes y llevarlos al cementerio del pueblo. Llegaron al cementerio hacia las 19.00 horas. Allí, los presentes, rezaron y escucharon algunos testimonios sobre los sacerdotes, utilizando los faros de los coches para iluminar la oscuridad.

“El padre João de Deus - cuenta el obispo de Tete, monseñor Diamantino Guapo Antunes - era un hombre que irradiaba alegría por su sencillez y espontaneidad, y se llevaba bien con todo el mundo. Amaba Mozambique y a su gente. Apreciado por todos, anunciaba el Evangelio a los demás con respeto y amor. Su celo apostólico le llevó, en la medida en que la situación lo permitía, incluso con riesgo de su vida, a lugares aislados y difíciles. Intentó animar y alentar a todos. Junto con su pueblo, sufrió el miedo en aquel ambiente de inestabilidad, desencadenado por las arbitrariedades, las injusticias y las violaciones de la dignidad humana”. “El padre Silvio – continua el obispo de Tete - era un hombre activo, siempre dispuesto a servir a los demás en cualquier necesidad. Era recto, sincero y franco, a veces duro, pero sin ofender a nadie. Era un hombre valiente, consciente del peligro, pero audaz, como quien nada teme. Virtudes alimentadas por la fe y la confianza. Era inteligente y lúcido, muy claro en su comunicación. Solía poner ejemplos de la vida de la comunidad para ilustrar y exhortar”.

João de Deus nació en Mozambique, en Nkau, en la meseta de Angónia (Tete), el 8 de marzo de 1930. Silvio nació en Portugal el 16 de abril de 1941, en Rio Meão, Vila da Feira. Ambos habían realizado los estudios secundarios en la Escuela Apostólica de Macieira de Cambra (Portugal): el padre João, de 1948 a 1951, y el padre Silvio, de 1951 a 1957. El padre João ingresó en el noviciado de la Compañía de Jesús el 1 de septiembre de 1951, y el padre Silvio el 24 de octubre de 1957. Ambos se habían licenciado en Filosofía en la Facultad Pontificia de Filosofía de Braga en 1958. El padre Sílvio partió ese mismo año para Mozambique para realizar su período "de magisterio". Después siguieron un curso de teología: el padre João en España, en la Facultad de Teología de San Cugat del Vallés, en Barcelona, de 1961 a 1965, y el padre Sílvio en Portugal, en la Facultad de Teología de la Universidad Católica de Lisboa, de 1968 a 1972.
João fue ordenado sacerdote en Lifidzi, Mozambique, el 15 de agosto de 1964; y el padre Sílvio, en Covilhã, el 30 de julio de 1972. Sílvio, al mismo tiempo que estudiaba teología, había asistido al Instituto Superior de Ciencias Sociales y Política Ultramarina (ISCSPU), que preparaba personal para la Administración de Ultramar. Se interesó por este curso porque quería conocer la legislación y la orientación política de Portugal en los Territorios de Ultramar.

En Mozambique, el padre João trabajó siempre en Angónia, mientras que el padre Silvio ejerció como profesor en el seminario diocesano de Zóbue (Tete), en la ciudad de Tete y en Maputo. En 1984, los dos jesuitas se encontraban en Chapotera, y desde allí iniciaron su actividad misionera por todo el territorio de la antigua misión de Lifidzi, plenamente comprometidos con la obra de la construcción del Reino de Dios, que a menudo exige no sólo el anuncio, sino también la renuncia y la denuncia. Por esta misma razón fueron asesinados el 30 de octubre de 1985.

“Estos dos jesuitas, a quienes Dios reunió en 1984 en Chapotera - continúa el obispo Diamantino Guapo Antunes -, eran amigos y compartían lo que vivían. Se ayudaron y animaron mutuamente, persiguiendo el mismo ideal, convencidos de que el Reino de Dios exige también denunciar las estructuras injustas y opresoras. Por ello dieron su vida. Se les puede considerar mártires de la justicia. Eran testigos incómodos. Conocían las atrocidades que allí se cometían y empezaron a denunciarlas. Cuando tuvieron la posibilidad de marcharse, sintieron que debían optar por quedarse. Y así lo hicieron. Permanecieron en su lugar, cerca de su pueblo perseguido, hasta derramar su sangre”.

El obispo Antunes subraya que “la beatificación de los mártires de Chapotera es algo muy sentido y deseado por los mozambiqueños. Fueron misioneros de fe, valor y caridad. El proceso actual es un signo de la madurez de la Iglesia católica en Mozambique, una Iglesia ministerial y martirial. Es una llamada al compromiso cristiano valiente. Ayer como hoy, la Iglesia católica está llamada a responder con su presencia eficiente y consoladora entre la población martirizada, sin dejar nunca de hacer llamamientos a la paz y a la reconciliación de las partes en conflicto”. El Obispo concluye: “La violencia que asola el norte de Mozambique, en la provincia de Cabo Delgado, ya ha producido sus mártires entre la comunidad católica. El ejemplo de los mártires de Chapotera, como el de los catequistas mártires de Guiúa y tantos otros, es hoy de gran importancia. Son hombres y mujeres que eligieron una vida de testimonio y de anuncio del Evangelio de la paz y del amor. Su ejemplo permanece y se multiplica”.
(Agencia Fides 20/3/2023)


Compartir:

2024 - Jesuitas y Salesianos celebran la memoria del Padre Stanisław Michalski, asesinado en la Navidad de 1950

2024 - El martirologio de los católicos en Ruanda en 1994

2024 - "Christus in martyre est". La luz de la esperanza alimentada por los mártires sigue iluminando el camino de la Iglesia

2023 - Jubileo 2025: el Papa instituye la Comisión de los Nuevos Mártires, Testigos de la Fe, “frutos maduros de la viña del Señor”

2023 - La bienaventuranza de los mártires, amigos en el Paraíso

2023 - “Terminó su vida rezando por todos”. Sor María Agustina Rivas, asesinada por ser agente de paz

2023 - Luisa Guidotti Mistrali: “Quiero partir en misión como médico, marchar para siempre, permanecer como laica entre los laicos”

2023 - Sacrificar la vida para salvar la de los demás: la fe sencilla y fuerte del joven Akash

2023 - “Permanecieron en su lugar, cerca del pueblo perseguido, hasta derramar su sangre”. La historia de los jesuitas mártires de Chapotera

2022 - En memoria agradecida de los misioneros asesinados. Testigos, no “testimonial”

2022 - Los misioneros asesinados en el año 2022

2022 - Reconocidas las virtudes heroicas de Luisa Guidotti Mistrali, asesinada en la antigua Rodesia

2022 - Siempre vivo y actual el testimonio de Monseñor Jaramillo, “profeta y mártir de la paz”

2022 - ASIA/LÍBANO: “No celebramos dos muertos, sino dos resucitados en Cristo”. Los cristianos libaneses celebran la beatificación de los capuchinos Leonard Melki y Thomas Saleh, misioneros y mártires

2022 - Hallan muerto a un sacerdote que era párroco y responsable de la casa del migrante en Tecate

2022 - Hacia la canonización de Charles de Foucauld. Monseñor Vesco: su fraternidad universal es la "marca de fábrica" de los discípulos de Cristo

2022 - Catequistas Mártires: historias que merecen ser conocidas

2022 - 24 de marzo, Jornada de los Mártires Misioneros: “Voz del Verbo”

2022 - En marcha el proceso diocesano de beatificación del joven Akash Bashir

2022 - El patriarca caldeo Sako: las causas de canonización de nuevos mártires iraquíes proceden “sin problemas”

2022 - El recuerdo de los mártires coptos de Libia se renueva y crece a siete años de su masacre

2022 - Película que reconstruye la masacre de la UCA: para no olvidar lo que pasó en 1989 y lo que sigue pasando hoy

2022 - Un tiempo de “despertar espiritual” en memoria de los mártires coptos de Libia que murieron susurrando el nombre de Jesús

2021 - Misioneros asesinados en 2021

2021 - Mensaje y legado espiritual de los monjes de Tibhirine, 25 años después de su trágica muerte

2021 - El 22 de enero, beatificación de los cuatro mártires Rutilio Grande, Manuel Solórzano, Nelson Rutilio Lemus Chávez y Cosma Spessotto

2021 - Una vida al servicio de los últimos: la voluntaria laica Nadia de Munari asesinada en Nuevo Chimbote

2020 - Los Misioneros asesinados en el año 2020

2020 - El Celam recuerda “la dedicación total y desinteresada” de las cuatro misioneras asesinadas en El Salvador hace 40 años

2020 - Obispos: “a pesar del dolor, los católicos se niegan a ceder al miedo”

2020 - Un joven sacerdote ordenado hace cinco meses fue encontrado muerto

2020 - Recuerdan al misionero salesiano don Josef Thannhuber, 100 años después de su martirio en Brasil

2020 - “El valor del martirio como elemento de la vida cristiana en El Salvador”: hacia la beatificación del misionero mártir Cosma Spessotto

2020 - En la fiesta de San Romero, se recuerda a todos los misioneros asesinados por el nombre de Cristo

2020 - Una jornada para recordar a los misioneros mártires

2020 - Encontraron muerto al sacerdote que desapareció el 16 de enero.

2019 - Los misioneros asesinados en el año 2019

2019 - Beatificación del misionero lasaliano James Alfred Miller, “mártir de la educación”

2019 - Modelos de santidad africana: la beata hna. Marie-Clémentine Anuarite Nengapeta y el beato Isidoro Bakanja, mártires congoleños

2019 - El padre Cremonesi beato: “Su santidad se puede resumir en tres elementos fundamentales: fe, caridad y pobreza”

2019 - La beatificación del Padre Cremonesi, mártir, en la víspera de la Jornada Misionera en el Mes Misionero Extraordinario

2019 - Asesinan a un párroco en el Cauca, campo de batalla entre antiguos y nuevos grupos armados.

2019 - Los mártires catequistas de la Iglesia de Mozambique más cerca de ser beatificados

2019 - La primera fiesta litúrgica de los Beatos Mártires de La Rioja: una oportunidad para conocer e imitar su testimonio de fe

2019 - Beatificación de los mártires de La Rioja: “Vivieron y murieron por amor”

2019 - Los obispos de la región de Córdoba: “Vivimos con alegría la gracia de la beatificación”

2019 - Presentación del logo para la beatificación de los mártires de La Rioja, “la alegría de todo el pueblo”

2018 - Los misioneros asesinados en el año 2018

2018 - Especial Fides: Jóvenes misioneros testigos de Cristo hasta dar la vida

2018 - Un sacerdote asesinado en la zona anglófona, escenario de los enfrentamientos con los separatistas

2018 - La Rioja recuerda a sus mártires, futuros beatos

2018 - Sacerdote asesinado para robarle el auto

2018 - La beatificación de sor Leonella podrá ser un estímulo para la misión y las vocaciones

2018 - Los obispos tras el asesinato de un sacerdote: “¿por qué hemos perdido el respeto por la vida?”

2018 - El capellán de la comunidad católica francófona en Berlín asesinado

2017 - Los Misioneros asesinados en el año 2017

2017 - Traslado de las reliquias del padre Pedro María Ramírez, el Mártir de Armero, próximo beato

2017 - El Papa Francisco: “La iglesia es iglesia si es iglesia de mártires”

2017 - Concluye la fase diocesana de la causa de beatificación de un misionero mártir, el p. Ramin

2016 - Lista de los agentes pastorales asesinados en el año 2016

2015 - Lista de los agentes pastorales asesinados en el año 2015

2014 - Lista de los agentes pastorales asesinados en el año 2014

2013 - Lista de los agentes pastorales asesinados en el año 2013

2012 - Lista de los misioneros asesinados en el año 2012

2010 - Lista de los misioneros asesinados en el año 2010

2009 - Lista de misioneros asesinados en el año 2009

2008 - Lista de misioneros asesinados en el año 2008

2007 - Lista de misioneros asesinados en el año 2007

2006 - Lista de misioneros asesinados en el año 2006

2005 - Lista de los misioneros asesinados en el año 2005

2004 - Lista de misioneros asesinados en el año 2004

2003 - Lista de misioneros asesinados en el año 2003